viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
18 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Preocupación en Mendoza: desapareció un arsenal de la Policía

0
Comentarios


Faltan 13 ametralladoras, una gran cantidad de pistolas 9 milímetros, además de vainas que se habían secuestrado como pruebas en escenarios de distintos delitos, proyectiles de diferentes calibres y también chalecos antibalas

Preocupación en Mendoza: desapareció un arsenal de la Policía
Foto:
Preocupación en Mendoza: desapareció un arsenal de la Policía
Foto:

La Justicia de Mendoza investiga la desaparición de 13 ametralladoras y una gran cantidad de pistolas 9 milímetros, entre otras armas, del arsenal de la Policía provincial.

El faltante fue denunciado por el Ministerio de Seguridad de Mendoza en la Fiscalía de Delitos Complejos, y el caso quedó en manos de la fiscal Claudia Ríos. Desde esa cartera se detectó que en la División Arsenal de la fuerza de seguridad, no sólo faltaban armas, también los aires acondicionados y las sillas de esa división.

"Casi tuvimos que entrar a la fuerza en el lugar (por el arsenal de la policía) y descubrimos el faltante de armas reglamentarias y armas largas, ametralladoras, que se han ido perdiendo en estos años", contó hace pocos días el ministro de Seguridad provincial, Giani Vennier, el programa Algo Personal de Nihuil.

La denuncia fue presentada el jueves pasado y, según el diario Uno, la fiscal Ríos recorrió las instalaciones el día siguiente, junto al director general de la Policía, Roberto Munives, y en la ocasión se secuestró un libro de registros, además de tomarse fotografías para adjuntar al expediente de la causa.

Según trascendió, se registró un faltante de 13 ametralladoras PA3, una importante cantidad de pistolas 9 milímetros, otras tantas armas largas, además de vainas que se habían secuestrado como pruebas en escenarios de distintos delitos, proyectiles de distintos calibres y también chalecos de uso policial.

 Autoridades del Ministerio de Seguridad pasaron a disponibilidad a varios de los responsables del área que ya se desempeñaban durante la gestión anterior y otorgó licencia a gran parte del personal, a fin de facilitar la investigación.

Además, realizaban una auditoría en la división Arsenal, que podría arrojar nuevas denuncias a radicar en la Fiscalía de Delitos Complejos. Uno de los investigadores del caso advirtió al mismo diario que "el faltante de armas es muy grave, pero sólo desnuda que antes evidentemente lo más fácil era que un policía denunciara el robo o la pérdida de un arma y nadie investigaba más".

 "El tema es que sospechamos que esa política favorecía que varios policías alquilaran sus armas reglamentarias a valores insospechados y las denunciaban como perdidas. Total nadie avanzaba para averiguar si era así o no", alarmó la misma fuente.

      Embed

Comentarios Facebook