viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Suerte
19 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Los duendes de la suerte: Guldu y la mandrágora

Liliana Chelli
0
Comentarios
Por Liliana Chelli


La búsqueda de la suerte es una constante en los seres humanos que la obtienen si los dueños de las poderosas fuerzas mágicas están convencidos que esa ayuda será para bien. En caso contrario, sólo recibirán a cambio pura indiferencia de su parte.

Los duendes de la suerte: Guldu y la mandrágora
Foto:

Guldu es un gnomo muy cálido se lo suele visualizar a orillas de los lagos de Australia, siempre lleva en su bolsa un instrumento musical estilo armónica, su melodía es dulce y larga, como si fuera un lamento.Es muy amigable a los humanos y se deja ver con facilidad, más aun con los niños y mujeres de buen corazón. Se dedica a cultivar Mandrágoras, esa planta mágica y de poco conocimiento, pero tan querida y amiga de él.

Guldu decía que en la antigüedad era la planta de las brujas y hechiceros por excelencia, incluso se dice que a Juana de Arco la juzgaron porque la encontraron llevando raíces de mandrágora encima, ya que Ella misma este magnifico Gnomo se las había obsequiado a modo de protección.

Sus utilidades eran muchas, por ejemplo se utilizaba para ahuyentar a las "fieras" y por eso CHRYPHY las plantaba alrededor de las casas, También sabíamos que Maquiavelo escribió una comedia en el renacimiento, en la que hacía parodia de las creencias populares que daban a esta planta un poder tan mágico. La obra se llamaba precisamente La Mandrágora,

La palabra Mandrágora se cree que procede del griego, y significa 'dañino para el ganado'. Las raíces son gruesas y habitualmente se ofuscan. El tallo es de color verde oscuro. Las hojas son anchas y con una superficie rugosa, y tienen el mismo color del tallo. Las flores salen del centro, y son de color blanco violáceo.

La planta alcanza una altura de unos 30 centímetros, y suele encontrarse en zonas sombrías y húmedas, donde no da mucho el sol. El fruto sale en otoño, tiene color amarillo o naranja, y aspecto similar a una manzana. Su ingesta puede producir alucinaciones.

Químicamente, está formada por alcaloides, tales como atropina y escopolamina. Se usaba como anestésico, ya que estas sustancias merman los impulsos nerviosos. En grandes dosis puede ser usada como estimulante, y en cierta cantidad es incluso venenosa.

También para ahuyentar a los malos espíritus o para realizar ritos amorosos. Se decía que era una raíz que adoptaba forma humana y gritaba ates de ser arrancada, por eso los buscadores de mandrágora se tapaban los oídos con cera, ya que el Gnomo no permitía que los humanos comercialicen sus raíces.

La raíz de la mandrágora suele ramificarse en 2, y en realidad, muchas veces sus raíces parecen piernas. Su flor es blanca y morada y su fruto es como una manzanita que huele muy mal al abrirse.

Otros poderes

La mandrágora también era utilizada para tratar la infertilidad ya que este Gran Gnomo les enseñaba a los aborígenes a curar con ella. Estos son solo algunos de los poderes atribuidos a la mandrágora, pero también se conocía como la planta que podía convertir cualquier cosa en invisible y ayudaba a encontrar tesoros. Las raíces de la mandrágora, rugosas y de extrañas formas, en la antigüedad era tallada por los magos, que le proporcionaban forma humana. Estas raíces se colgaban al cuello de los bebes y niños pequeños con afán protector, así como se hacían amuletos para enamorados, para mujeres embarazadas, para enfermos. Por todo esto hoy Guldu dice que en cada hogar no podía faltar una verdadera Mandrágora, ya que habría los caminos y ayudaba a encontrar el verdadero tesoro que cada ser humano busca siempre en su vida, tanto material como espiritual. Solo bastaba con llamar al Gnomo y que el traiga la mandrágora a nuestro hogar.

Y hoy el Gnomo Guldu da números muy salidores y de mucha suerte. Los mismos son el 75, el 98, el 06 y de yapa 129. Por otro lado, se le atribuían propiedades mágicas en cuanto a los bienes materiales, pues se creía que si se enterraban varias monedas junto a la mandrágora, esta atraía la riqueza material y la prosperidad, así como en la vida amorosa.Cuando gusten tener una verdadera mandrágora solo llamen a Guldu y será concedida...son muy eficaces abridoras de caminos.

      Embed

Comentarios Facebook