viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
21 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Flor De la V fue con los tapones de punta contra Nacha Guevara

0
Comentarios


Dijo que no es el sueldo más alto porque hay artistas que ganan más que ella, y atribuyó su reclusión a la edad porque “con los años uno se vuelve más ermitaño”. También le recordó algunos fracasos.

Flor De la V fue con los tapones de punta contra Nacha Guevara
Foto:

No es una temporada tranquila para Nacha Guevara. No solo porque los números de Stravaganza parecen darle la espalda, sino porque la gran mayoría de los famosos que está en la Villa decidió salir a pegarle por sus exigencias y aires de diva.

Ahora quien se sumó a la lista fue Florencia de la V quien no tuvo una buena convivencia con Nacha Guevara durante el último Bailando.

Durante la estadía de ambas en el ciclo de Tinelli salieron a la luz las diferencias y ahora se reeditaron en Carlos Paz. Ayer Florencia dio un móvil en Intrusos y desnudó algunas internas de la diva que seguramente traerán repercusión del otro lado.

"No es el sueldo más alto de Carlos Paz. Sí, será el sueldo fijo más alto, pero acá hay gente que está ganando tres veces más que ella", dijo en referencia a los rumores que marcaban a Nacha como la artista mejor paga del verano.

Luego, De la Ve cuestionó el trato de Guevara con la prensa: "Cuando a uno le proponen un trabajo, son las notas, salir a promocionar el espectáculo, hablar de la villa. Entonces, refugiarse o esconderse...Es comprensible, los años quizá hagan que uno se vuelva más ermitaño", remató.

      Embed

Enseguida Florencia se embaló y después de apuntarle a la edad de Nacha la remató recordando que a lo largo de su carrera no son muchos los éxitos que se le puedan contabilizar. "Hablamos de prestigio, pero hizo Nacha Heavy Metal. ¿De qué me hablan? Si empezamos a buscar, tiene cosas que son para tirar a la basura. Sí hizo Evita y cosas divinas...Yo creo que lo que más admira la gente, es que tenga casi 80 años y se vea como de 30. Que la ves espléndida y es admirable. Uno la ve y tiene linda piel". Y volvió a machacar: "Cuando uno viene a subirse a una temporada y carga con una temporada que va más o menos, hay que ponerse el overol y salir a dar la cara. No queda otra. No te podés venir a hacer la diva cuando la platea no está llena. Hay que salir a laburar. Si vos no tenés a (Daniel) Scioli que te banque los espectáculos en la calle Corrientes, te quedás en tu casa", le apuntó a la relación de Nacha con el ex gobernador y candidato a presidente.

Tan fuerte se la vio con sus conceptos que los panelistas de Intrusos le remarcaron que había siento rencor en sus palabras por la convivencia en ShowMatch, pero Florencia minimizó esa cuestión.

"No me quedó ningún resquemor. Ninguno por lo que pasa con la taquilla. ¿Vieron cuando en algún momento te miran desde algún lugar? Ahora la estoy mirando a ella en lo más profundo del pozo, miren cómo lo digo. Esto es así, acá se da vuelta la tortilla, no puede ser tan soberbia, y muchas veces mala, con muy malas respuestas, maleducada", remató con toda sus fuerzas.

Más allá de que Florencia se esfuerce por marcar que no existe las diferencias, que se olvidó de lo que vivió el año pasado en el Bailando, la realidad es que esperó a que la temporada se desarrolle para ver los números y pasarle factura.

Flor con Enredados está entre las comedias más vistas mientras que a Stravaganza las cosas se le complican. Una guerra de egos que hoy la tiene a Florencia pegando y muy duro.

La enemistad recrudeció cuando murió Jorge Ibáñez

Según cuentan quienes conocen a ambas actrices la enemistad entre ellas se acentuó cuando falleció el modisto Jorge Ibáñez. Ambas se llevaban muy bien con él pero ayer Florencia contó una anécdota que no deja para nada bien parada a Nacha y que se dio en la mañana en la que la madre no encontraba a Jorge por teléfono y que horas después terminó apareciendo muerto en su casa.

se día Nacha llamó a la casa de Jorge Ibáñez para reclamarle por unos vestidos que tenía pendiente y quien atendió fue la madre. "Mabel (la mamá de Jorge Ibáñez) en un momento le dijo "escuchame una cosa, querida. Yo no encuentro a mi hijo, ¿y vos me estás pidiendo unos vestidos?" Y le cortó. Mabel le decía que no encontraba a su hijo, pero Nacha le hablaba de los vestidos para ShowMatch, no le importaba otra cosa", aseguró Flor.

 

La actriz que se destaca en Enredados contó que a Nacha lo único que le importa es su vida, su presencia y como ejemplo volvió a remarcar que ella antes de empezar la temporada arregla con quien la contrata hacer una serie de móviles y después no se mueve de eso más allá de que se lo pidan.

"Aunque hayas pactado hacer cinco móviles en toda la temporada, aunque vos sientas que vas a cumplir con un contrato, con algo que firmaste en la previa, hay que estar al rayo del sol dando una nota como lo hacemos todos los que estamos comprometidos con la temporada. Es también un agradecimiento a la gente y a los que están cubriendo la temporada que tanto nos ayudan en la difusión", cerró Florencia.

Delivery a 40 km para comprar un canelón

Una de las cosas que más se le cuestiona a Nacha son sus exigencias a la hora de firmar el contrato. Ayer en Intrusos contaron una anécdota que parece exceder cualquier límite y que marca a las claras los aires de diva de Nacha. Según contaron en Intrusos, la actriz pide a un colaborador que viaje a Córdoba capital para comprar canelones.

"A ella le gusta un tipo de canelón que venden en Córdoba capital. Manda a comprarlo allá, pero no quiere que compren 20 para ponerlos en el freezer. Quiere que compren un canelón y que lo lleven en el día", relató Adrián Pallares, uno de los panelistas de Intrusos.

Obviamente que Florencia aprovechó ese momento para volver a darle un golpe a su rival: "¡40 kilómetros por un canelón! Nacha andá a "La yema de oro", acá en Carlos Paz. Son los mejores y te los pueden llevar hasta la puerta del teatro!", comentó Flor entre risas.


      Embed

Comentarios Facebook

Flor de la V le dio con todo a Nacha Guevara en Intrusos.
Anterior Siguiente