domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
22 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Familia pide justicia por preso muerto en penal de Ezeiza

0
Comentarios


A un año de la muerte de Cristian Alan González, su padre y su primo sostienen la denuncia de que al joven lo mataron a golpes (mencionan más de 500) y que no se suicidó como quisieron hacer creer.

Familia pide justicia por preso muerto en penal de Ezeiza
Foto: LAURA TENENBAUM DIARIO POPULAR

Hace un año, la familia de Cristian Alan González fue avisada desde la cárcel de Ezeiza que se había suicidado. La versión oficial cuenta que el joven de 27 años mantuvo una pelea en un calabozo común con otros internos, fue separado por los guardias y trasladado a una celda de "castigo", donde se quitó la vida. Sus allegados jamás creyeron ese argumento y denuncian que recibió 500 golpes de los efectivos, quienes tras matarlo simularon el "suicidio".

"Esto ocurrió el 21 de enero de 2015, en el Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza, donde Cristian estaba alojado cumpliendo una pena de encubrimiento por robo, ya que no quiso delatar a dos personas que cometieron un ilícito. Había pedido que lo trasladen a ese lugar por cercanía con la familia. Al momento de su muerte tenía que estar afuera, con beneficio excarcelatorio. Lo mataron salvajemente", dijo Cristóbal González, padre del muchacho, en declaraciones a Diario Popular.

El caso es absolutamente oscuro, por innumerables razones. "Ahora nos enteramos que hace unos días murió supuestamente suicidado, igual que Cristian, un compañero de celda llamado Sergio Rojas, que era casualmente uno de los testigos principales del expediente, porque vio cuando metieron a mi hijo en ese calabozo todo golpeado y pidió ayuda", contó Cristóbal.

Leonardo Trimani, primo de Cristian, agregó que "la muerte se debe a que lo molieron a golpes, y se calcula que le provocaron más de 500 heridas por patadas y piñas en todo el cuerpo, y lo que estamos pidiendo es que la verdad aparezca, que no se tape más a los responsables del Servicio Penitenciario".

"Se ahorcó supuestamente con una toalla. Así apareció muerto. ¿A quién se le ocurre castigar a un preso que se peleó con otros en una celda y aislarlo con una toalla? No se puede sostener esa absurda mentira. Como tampoco pueden ocultar los golpes en el cuerpo, y la declaración de los compañeros", señaló Trimani. La causa es investigada por la fiscal Patricia Cisneros, de la UFI 1 de Lomas de Zamora, conjuntamente con el Juzgado de Garantías 1.

"No se mueve el expediente, lo tienen paralizado. A propósito. Cuando vamos para preguntar por avances, se tiran la pelota entre ellos", dijo el padre del muchacho, de 27 años al momento de su deceso. La historia del fallecimiento de Cristian que sostiene su familia es que todo comenzó en las últimas horas del 20 de enero de 2015.

En su celda se originó una pelea entre internos, por cuestiones de convivencia, que derivó en la abrupta intervención del Equipo de Requisas del Complejo Penitenciario Federal 1 de Ezeiza.

'Individualizaron a mi primo. Lo sacaron de forma absolutamente violenta. En el trayecto hacia la celda de aislamiento, donde lo dejaron, fue molido a piñas y patadas. Todo esto fue escuchado por sus compañeros. Incluso los gritos de auxilio de Alan, que fueron respondidos con un 'jodete por pelotudo'. Esta es la única y verdadera historia. Lo mataron de esa forma y se tienen que hacer cargo", dijo Trimani.

Finalmente, el padre del muchacho sostuvo que "es muy difícil seguir adelante, cuando la justicia no actúa, como tampoco recibimos ayuda de la Procuración Penitenciaria. No queremos que el crimen de mi hijo quede impune y otro chico termine igual".


      Embed




Comentarios Facebook