miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
25 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

En qué anduvo Riquelme, a un año del anuncio de su retiro

Producción: Nicolás Rotnitzky / Diseño: Martín Ernesto García
0
Comentarios
Por Producción: Nicolás Rotnitzky / Diseño: Martín Ernesto García


Alejado del fútbol, se convirtió en un hincha más, que con sus declaraciones siempre dejó tela que cortar. Qué hizo Román afuera de la cancha en estos 365 días.

En qué anduvo Riquelme, a un año del anuncio de su retiro
Foto:

Hace un año, como una ola de manos agitándose, el mundo del fútbol saludaba a Juan Román Riquelme. El mundo, literalmente: Zinedine Zidane, Ronaldinho, Andrés Iniesta, Eden Hazard, Diego Forlán. Todos le agradecían a Román por el fútbol, en el día que anunciaba su retiro; en el día más triste de los últimos años para los hinchas de Boca.

Riquelme dejó la pelota y agarró el mate: ejerció su rol como hincha, como opinólogo. Claudio Borghi lo tentó para ir a Cruz Azul —el Bichi ni siquiera alcanzó a firmar contrato con el club mejicano— y lo llamó oficialmente para incorporarlo a la Liga de Quito. Pero Román ya tenía la yerba, y los asados, y los partidos con sus amigos. Sonó, inclusive, en las revistas de chimentos como pareja de Isabel Macedo.

Riquelme, desde que confirmó su decisión, tuvo contadas apariciones mediáticas. Todas fueron en momentos concretos: algunas en homenajes, otras porque sí. Todas —y cada una de ellas— dejaron dudas entre los editores de diarios, peleas en las redacciones: ¿cómo titular —cómo sintetizar— a un hombre que elige el momento exacto para hablar, que es un francotirador con sus conceptos?

      Riquelme elecciones Boca

Y, sobre todo, generaba —otro— dolores de cabeza en los hinchas de Boca, otra pregunta: "¿Para qué hablás, Román?".

Riquelme, en el último año, se declaró admirador de Marcelo Gallardo. Riquelme, en el último año, dijo que "no se comía" el verso de que River había eliminado a Boca de la Copa Libertadores en el escritorio. Riquelme, en el último año, no eligió a Tevez cuando habló de los mejores futbolistas del torneo, y sí se quedó con dos Millonarios: Jonathan Maidana y Matías Kranevitter. Riquelme, en el último año, adelantó que Daniel Angelici iba a ganar las elecciones porque "tenía todo comprado". Riquelme, en el último año, recordó que el presidente (por el Tano) había prometido que Boca iba a volver a Japón pero "el que viajó a Japón fue River". Riquelme, en el último año, no se puso contento cuando Barcelona le ganó a River. Y Riquelme, el último año, afirmó que no iba a festejar si Boca salía campeón: no sabemos si cumplió.

Riquelme, en el último año, pareció una señora mayor enojada con la inflación.

Tuvo tres encuentros con los hinchas de Boca. El primero fue días después del anuncio del final de su carrera, en Mar del Plata, cuando el Xeneize selló su clasificación a la Copa Libertadores con el triunfo ante Vélez por 1-0. Vio el partido en el palco del José María Minella, con su hijo Agustín, entre ovaciones y besos. Volvió a La Bombonera en julio: Sebastián Battaglia hizo su partido despedida y Román le eclipso la fiesta: el "Riquelme, Riquelme" fue, como era de esperarse, el tema más cantado de la noche. La última vez que fue a La Boca —también con el mate en mano, signo de calma— fue el de la reelección de Angelici: el ídolo fue a votar, hizo la fila como un socio más y el cuarto oscuro se aclaró con los flashes de los fanáticos.

      Riquelme y Massa

El 10 no tiene redes sociales: no hay cuenta de Twitter donde seguirlo, ni de Instagram donde verlo. No se pelea con los hinchas de River, ni aparece de viaje con sus novias exóticas. Riquelme está en su casa: en Don Torcuato, su barrio. Está con sus hijos, con sus amigos, con sus camisetas.

Pasó un año desde que Riquelme dejó el fútbol. Y parece que recién volverá, cuando se sienta preparado, para ser dirigente de Boca. Mientras se mantendrá entre el silencio y el ruido de sus verdades.

      Embed



Comentarios Facebook