sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
26 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Es policía, lo balearon en un asalto y ahora pide ayuda para comer

Maximiliano Acosta
0
Comentarios
Por Maximiliano Acosta


Jorge Agustín Galarza fue atacado por tres delincuentes en Tandil. Está de licencia, con una pierna en mal estado y, desde la casilla donde vive junto a su familia, se comunicó con DIARIO POPULAR y denunció abandono de persona por parte de las autoridades

Es policía, lo balearon en un asalto y ahora pide ayuda para comer
Foto:

Jorge Agustín Galarza se encontraba a un día de finalizar con el Operativo Sol en la ciudad de Tandil. Le ordenaron caminar cerca de las sierras para marcar presencia policial. Era agosto de 2015 y, sin saberlo, comenzaría un calvario que le cambiaría la vida a él y a su familia.

Tres delincuentes lo balearon. Uno lo hirió en la pierna izquierda. Se desmayó y terminó internado. Hace meses que subsiste con apenas 2.000 pesos por mes y pide ayuda para alimentar a su familia. "Me había metido en una cuenta para terminar mi casa y por esto no lo pude hacer. Vivo en una casilla con mi hijo y esposa, que se aplica insulina", contó el policía en diálogo con DIARIO POPULAR.

El 1 de agosto del año pasado se encontraba en un sendero turístico de Parque Independencia, en la localidad bonaerense. Galarza relató que le tocó recorrer ese lugar como parte del operativo cuando notó a tres sujetos extraños: "Estaban muy abrigados para ser una época en la que todos andan sueltos de ropa. Llevaban camperas y sobretodos. Me pareció extraño y les pregunté qué hacían".

Dos corrieron y se perdieron entre los pastizales, y el que quedó le comenzó a disparar. "Los que salieron corriendo pensé que eran dos delincuentes que le estaban robando, pero me apuntó con una pistola y sentí un golpe en la pierna".

"Saqué el arma y aparecieron los dos. Entre tres me dispararon hasta que se cansaron y se fueron", manifestó el oficial perteneciente al Escuadrón de Caballería de Bahía Blanca. Quedó tirado en el suelo, dolorido y sólo comunicado por un teléfono celular propio, porque no esa fuerza policial no tiene handies.

"Me desmayé y no recuerdo nada, sí que caí rodando por el sendero y me internaron en el Hospital de Tandil", rememoró. La pierna izquierda fue atravesada por el proyectil que pasó entre el tendón y el hueso. El músculo se abrió y se le formó un desgarro.

Al recibir el alta en el nosocomio, debía trasladarse a Bahía Blanca, pero ahí encontró otro problema: no había ambulancias ese día y un compañero se ofreció a llevarlo a su casa en el auto.

      casa de galarza


Galarza denuncia que las autoridades máximas los descuidaron y que, a diferencia de como debe suceder, el comisario nunca le envió "siquiera un mensaje de texto" para saber cómo estaba. "Mandó a un segundo a avisarle a mi esposa que me habían baleado", agregó.

Sus abogados iniciaron una causa por "abandono de persona", aunque, más allá de eso, a él le preocupa el día a día: cómo obtener dinero para alimentar a su familia.

"Vivo con 2.000 pesos por mes, más la ayuda de parientes, pero no me alcanza. A veces debo dejar de comer para darle a mi familia", expresó.

"Me metí en una cuenta para terminar mi casa, pero por esto no pude. Ahora vivo en una casilla y necesito ayuda", pide el agente y por eso solicita una mano de la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

PARA AYUDARLO:
0291 4512664
0291 4685834
0291 5745221  



      Embed


Comentarios Facebook