viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
27 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Un chino y diez más: los patrocinadores asiáticos cruzan el límite

0
Comentarios


Todos los equipos de la segunda división de Portugal, una liga de segundo orden en Europa, tienen una nueva imposición: deben incorporar a un futbolista oriundo de China en sus equipos.

Un chino y diez más: los patrocinadores asiáticos cruzan el límite
Foto:

Las empresas, primero, atacaron las camisetas: obligaron a los equipos a jugar con sus marcas estampadas en sus remeras. Después, aparecieron en las bebidas: obligaron a los jugadores a tomar determinada bebida durante el partido. Llegaron, con sus nombres, a bautizar estadios. Y ahora se metieron en los planteles: en Portugal, Ledman, el nuevo auspiciante, una empresa china, obliga a todos los equipos de la segunda división a tener al menos un futbolista de ese país.

Según cuenta el diario El País de España, la empresa Ledman puso una enorme cantidad de plata —cuya cifra exacta no trascendió— para que el nombre del campeonato sea Ledman Proliga, a partir del próximo año. La compañía se está extendiendo hacia el fútbol. Adquirió en los últimos días un porcentaje de otra empresa que posee los derechos del Mundial.

El arreglo es sencillo: Ledman elegirá a diez futbolistas chinos de buen nivel y colocará a cada uno de ellos en un club distinto, aquellos que ocupen los primeros diez puestos. Tienen, además, una tasa de utilización, una cantidad de veces que deben ponerlos. Esto generará, entre otras cosas, que China logre colocar y potenciar a sus futbolistas con más proyección. Y algunos técnicos, que comenzarán a trabajar en los diferentes clubes.

Las multinacionales son pulpos que quieren desembarcar en el fútbol. Y especialmente las asiáticas. Rayo Vallecano, el año pasado, incorporó a préstamo al chino Zhang, que disputó cuatro partidos. Paco Jémez, el director técnico, no se calló la boca: "Es la peor decisión que tomé desde que estoy aquí. El contrato con uno de los sponsors decía que debíamos incorporar a un jugador chino. Elegimos al que mejor se adaptaba a nuestro equipo", denunció.

De a poco, China salió a la conquista del fútbol. Y del mundo.

      Embed

Comentarios Facebook