martes 6.12.2016 - Actualizado hace
General
27 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Escrachan en redes sociales abusos de los comerciantes

Pablo Vignola
0
Comentarios
Por Pablo Vignola


Turistas y marplatenses resolvieron subir a Internet las imágenes de los tickets de los restaurantes con precios desmedidos. La moda crece en un verano en el que algunos pretenden espantar a la poca gente que llegó a la costa.

Escrachan en redes sociales abusos de los comerciantes
Foto:

Ante los abusos de varios comerciantes de las distintas ciudades balnearias, los turistas tuvieron diversas reacciones. La primera de ellas estuvo relacionada con el rechazo a pasar sus vacaciones en estos destinos, como lo hacía habitualmente. Así, durante la primera quincena de enero, Mar del Plata lució prácticamente despoblada y con un aspecto más parecido a lo que ocurre, año tras año, cuando llega el mes de marzo.

Ahora, en esta segunda quincena, con algo más de gente en las calles y playas, los que no aprendieron la lección e insisten con ponerle precios excesivos a sus mercaderías (especialmente en el área gastronómica) se han encontrado con una nueva modalidad de protesta: el escrache mediante el uso de las redes sociales exponiendo los tickets con el resumen del consumo y el valor abonado por el total.

Las quejas, en ese sentido, son muchas. Susana, de Florencio Varela, le contó a Diario Popular que 'el otro día decidimos salir a cenar con dos matrimonios amigos; pedimos platos sencillos y dos botellas de vino... terminamos pagando 380 pesos por cabeza, es una barbaridad'.

Si bien hay locales que ofrecen la posibilidad de almorzar o cenar por valores más accesibles (el promedio es de 200 pesos por persona) también se pueden conseguir lugares más económicos y sin reducir la calidad de lo que se consume. Incluso, lugares de gran prestigio, ofrecen la posibilidad de obtener un 20% de descuento si se paga en efectivo.

Mar del Plata vive, tal como ya lo informamos en ediciones anteriores, su peor temporada en años. Y es que, a diferencia de otras temporadas, cuando en el mes de diciembre los que consultaron precios de alquiler u hospedaje se encontraron con aumentos del 50 y hasta del 60% respecto de la temporada anterior, resolvieron cambiar de destino (cerca de dos millones de argentinos eligieron Brasil para sus vacaciones) y ni siquiera apelaron al recurso de otros años de pelear el precio o negociar una vez arribados a la ciudad.

Eso causó un efecto desolador porque los propietarios que exageraron sus pretensiones en diciembre ya no tuvieron una segunda oportunidad para alquilar por valores más bajos. Fueron muy pocos los que acomodaron su cotización y consiguieron clientes. El resto, pagó un alto precio a su ambición y sus casas quedaron vacías durante buena parte de enero o apenas las rentaron por algunos días.

Pero todavía hay muchos que insisten con el abuso. Contra ellos, turistas y marplatenses decidieron mostrar los elevados precios que cobran los locales gastronómicos de la ciudad con una medida de alta repercusión. De esta manera, se profundiza la moda de escrachar a los comerciantes a través de las redes sociales.

En ese sentido, el portal marplatense 0223 mostró el caso de Rosario, una mujer marplatense que envió la imagen del ticket que recibió en su casa tras pedir una pizza y una docena de empanadas. La cifra alcanzó los 443 pesos. La referencia era para una grande de muzzarella con jamón y morrones que le costó 193 pesos, y una docena de empanadas a la módica suma de 240 pesos más (20 pesos cada una); los otros 10 pesos fueron por el envío.

'Están matando a la gallina de los huevos de oro', se queja Susana, 'porque ahora nos van a obligar a todos a buscar los lugares donde todavía existen precios accesibles'. Los habitantes de la ciudad también se quejan: 'Como se quieren aprovechar de los turistas -cuenta Clemente, jubilado radicado desde hace un tiempo en esta ciudad- van aumentando los precios hasta llegar a cifras exageradas. Es increíble lo que cambia el valor de las cosas entre diciembre y enero. Tomar un café, que costaba 25 pesos, pasó a 50 o 60, es un despropósito que nos afecta a todos, incluso a esos mismos comercios que cada vez tienen menos clientes, pero no se dan cuenta...".


      Embed


Comentarios Facebook