jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
FútbolFans
28 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Natalia Franzoni: "Me hablás de mi viejo y me emociona"

0
Comentarios


La modelo pasó por Fútbol Fans y nos contó cómo vive la pasión por el deporte de la redonda junto con toda su familia. Fanática de Racing, está casada con el ex jugador Mariano Juan.

Natalia Franzoni: Me hablás de mi viejo y me emociona
Foto:

En Fútbol Fans de esta semana nos encontramos con Natalia Franzoni, la modelo y notera que explica lo que se siente estar vinculada con el fútbol desde chica y vivir la pasión junto con su padre, su marido, el exjugador de Huracán y actual analista deportivo, Mariano Juan, y su hijo.

      Embed


"Siempre me vincule mucho con el deporte. Me encanta todo tipo de deporte: sobre todo el fútbol. Me hablas de mi papá y me emociona. Mi vínculo es desde toda la vida, mi viejo siempre fue jugador. Tengo más recuerdos de él como entrenador, de comprar el agua de ocuparse de la comida, de ir siempre para adelante. Mi viejo vive para el fútbol, es su gran pasión. Creo que por eso es tan querido en el ambiente", cuenta la modelo.

      Embed

Pero la pasión por el fútbol continúa porque la modelo se casó con un jugador. Se enamoró de un ex futbolista, de un tipo que vivía para la pelota: "Mi marido no es el típico futbolista, aunque le pone mucha pasión a lo que hace. Y yo soy cero botinera. En su momento, le dije: 'Quiero botinear, un poco vamos a Europa'. Y lo acompañé a España. Al final volvimos porque quería hacer el curso de director técnico. Ahora comenta y le va muy bien. Yo más que con un jugador convivo con un hincha. Desde que lo conozco es fanático de Huracán. Y esa pasión la lleva en la sangre mi hijo, porque, como su papá, es un loco por Huracán".

Pero ella también tiene su corazón en un equipo. Y no es Huracán. Franzoni es hincha de Racing: "Me gustaba mucho ir a la cancha. Íbamos mucho con mi viejo. Pero a Mariano no le gustaba que lo fuera a ver... igual, iba a escondida, no le avisaba: en España lo veía jugar siempre, ¡ja!", cierra.


 

      Embed

Comentarios Facebook