domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
General
29 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Denuncia que PROFE ya no asiste a su hijo discapacitado

Maximiliano Montenegro
0
Comentarios
Por Maximiliano Montenegro


El caso de Uriel Valentín López se multiplica por miles, ante la suspensión de las prestaciones de la obra social bonaerense, y las familias preparan una marcha a La Plata para la semana próxima.

Denuncia que PROFE ya no asiste a su hijo discapacitado
Foto:

Uriel Valentín López es un nene de 10 años que padece de Síndrome de West, una encefalopatía (alteración cerebral) epiléptica, grave y poco frecuente, que se caracteriza por espasmos y retraso del desarrollo psicomotor.

Está al cuidado de su madre Leila y de un grupo de profesionales que lo atienden en su casa de Isidro Casanova. Necesita muchos insumos y medicación especial de manera cotidiana, pero ahora la obra social bonaerense PROFE anunció que están suspendidas las prestaciones. "Estamos abandonados. Las farmacias ya no entregan insumos, medicación, alimentos especiales y otros elementos", dijo la mujer.

"Cuando llamamos a PROFE de La Plata, que depende de la provincia de Buenos Aires, lo que nos dicen es que tienen deudas grandes, que no pueden pagar. Somos miles y miles las familias de pacientes con alguna discapacidad, o patología, así que nos estamos juntando para ir la semana que viene a reclamar que no cierren PROFE. No pueden hacer esto", expresó Leila.

La primera mala señal apareció en las farmacias, donde comenzaron a negarles los insumos y medicamentos necesarios. "Las farmacias dejaron de trabajar con PROFE. Las autoridades de la obra social dicen que el Colegio de Farmacéuticos suspendió el convenio porque se les debe mucho dinero, así que están dando de baja todo. Estoy comprando lo necesario con dinero que puedo conseguir, o me prestan. Desde noviembre que no recibimos nada. Todas las familias estamos en iguales condiciones", dijo la madre de Uriel.

"No tienen muchas respuestas para darnos. Apenas que van a ir viendo los expedientes. No se juega con la salud de los pacientes", manifestó la mujer.

Uriel, por su problema de salud, desarrolló una desviación de columna vertebral (escoliosis), que requiere de una intervención quirúrgica urgente. Pero PROFE no le habilita los 32 tornillos y dos barras de cromo necesarias para la operación. "Está respirando con un sólo pulmón, por la presión que tiene por la desviación. Es urgente la intervención. En el Hospital Garrahan nos están esperando, pero necesitamos los insumos. Los cirujanos me dicen que apenas tenga los elementos lo operan. La sensación es de mucha angustia y tristeza", contó.

El chico está sin la asistencia básica de insumos, como leche especial (que consume a través de un botón gástrico), gasas, pañales y otros elementos. "Todo eso lo estoy comprando como puedo desde hace dos meses, que se hicieron cargo las nuevas autoridades de la provincia. Nada es barato. Los pañales y la leche la necesito cada dos días, y el costo supera los 200 pesos. Es insostenible para mí", dijo Leila.

El niño es un paciente con internación domiciliaria, por lo que un equipo multidisciplinario lo asiste en su hogar de La Matanza.

"La empresa, que se llama Soluciones Domiciliarias, y nos brinda las enfermeras, el médico, el kinesiólogo y el terapeuta nos dijo que aún no recibieron ninguna autorización de pacientes para este año. De igual modo, se comprometieron a seguir dándole el servicio a Uriel. Ellos están cumpliendo, aunque no tengan la seguridad de que van a cobrar", explicó la mujer. La medicación e insumos que requiere el chico es variada, y de altísimo costo. Ante la suspensión, Leila está comprando todo por su cuenta, realizando un enorme esfuerzo. "Se trata de Baclofeno 10mg, Clobazan 10 mg, Acido Valproico, Ranitidina, Leche maternizada, Pañales de adultos EG, Melatol 3 mg, Hierro y Vitamina adc", enumeró.

"Ya me llamaron de la Defensoría del Pueblo para dejar asentada esta situación. Ellos están recolectando casos similares a partir de la suspensión de las prestaciones de PROFE. Tienen que hacer algo urgente, porque depende la vida de muchísimos pacientes con discapacidades o patologías", cerró Leila.

      Embed


Comentarios Facebook