martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Vida
01 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La quiromancia: pasado, presente y futuro… en las manos

Karina Muzzupappa
0
Comentarios
Por Karina Muzzupappa


Se llama quiromancia al intento de adivinación a través de la lectura de las líneas de la mano. Ya en épocas remotas, los antiguos caldeos, asirios, babilonios y egipcios la practicaban. A través de los tiempos, siguió su camino y profundización y logró estudiarse más a fondo la morfología de la mano. No obstante, se la sigue considerando dentro de las ciencias llamadas ocultas.

La quiromancia: pasado, presente y futuro… en las manos
Foto:

Pocos días pasaron del comienzo de un nuevo año. Muchos se fijan objetivos, otros realizan distintos planes y otros se preguntan qué les deparará el destino en este año. Pero todos, quisieran saber el resultado. Solo algunos se animan y consultan.

El nombre quiromancia deriva del griego, y parece que es una rama derivada de la quirología, el estudio de los montes y líneas que se encuentran en las palmas de las manos.

Se suele decir que en las manos se puede conocer el destino de una persona y adivinar sucesos pasados, presentes y también futuros.

Y todos sabemos que, todas las mancias, son prácticas ancestrales; el ser humano siempre quiso saber qué le deparaba el destino. Popularmente, la práctica de la quiromancia se denomina leer las manos.

Los orígenes

Si bien no está muy claro cuál es el origen de la quiromancia, todo parece indicar que los antiguos caldeos, asirios, babilonios y egipcios la practicaban.

También hay indicios que apuntan a que los chinos e hindúes desde hace más de cuatro milenios, fueron los primeros practicantes de este arte adivinatorio y que gracias a la expansión del Imperio Romano, fue extendido a occidente.

También existen indicios que en otras civilizaciones antiguas se realizaba esta práctica; en la griega y romana, y los pueblos hebreo y árabe.

Durante el siglo XVII, en Europa pasaba de todo. En Inglaterra se la asociaba a la brujería, pero en Alemania, la quiromancia tuvo un gran prestigio y respeto académico, hasta llegó a formar parte de los planes de estudio en prestigiosas universidades.

Así, la quiromancia siguió su camino y profundización; logró estudiarse más a fondo la morfología de la mano, se estableció una distinción entre la mano izquierda y la derecha y, además, se le concedió más importancia a los dedos.

Se convino, que la mano izquierda tiene impreso el destino que se le imprime a las personas en el momento de nacer; incluso se diseñó un "mapa" de la mano que, si bien con algunas variantes, consultan todos los quiromantes del mundo.

En 1913 se la reconoció como Ciencia Natural especializada dentro de la Psicología, en el Congreso de Ciencias Psíquicas Experimentales de París. No obstante, la quiromancia sigue estando relacionada al arte de predecir el futuro. Por todo ello, los científicos siguen considerando a la quiromancia dentro de las ciencias llamadas ocultas, aunque en la actualidad es considerada como una seudociencia.

A través de las líneas, montes y pequeños símbolos, los quiromantes se esfuerzan por identificar sucesos pasados, presentes o que van a ocurrir en el futuro, en la vida de una persona.

Según la quiromancia, esto puede leerse en la palma de la mano por predisposición de los genes de una persona, allí representados.

De esta manera, podría decirse que las líneas de las manos serían como un mapa genético muy simplificado.

      Embed

Te puede interesar

Comentarios Facebook