domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
SurUrbano
02 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

"Ya no queda nada" en la Escuela Secundaria N° 7 de Glew

0
Comentarios


En menos de un mes, vándalos atacaron y robaron en tres oportunidades elementos de la institución de Parque Roma. No se salvaron ni los trabajadores de la cooperativa a cargo de la obra de reparación.

Ya no queda nada en la Escuela Secundaria N° 7 de Glew
Foto:
Ya no queda nada en la Escuela Secundaria N° 7 de Glew
Foto:

La Escuela de Educación Secundaria N° 7 de Glew, que posee una matrícula de 900 alumnos con sus dos turnos, fue atacada y robada en tres oportunidades durante el mes pasado, al punto que sus autoridades colocaron un irónico cartel en la puerta el edificio ubicado en San Martín 663 de Parque Roma que reza "Ya no nos queda nada".

Los hechos ocurrieron mayormente durante los fines de semana, como pasó el año pasado también, pero el primero fue un jueves, donde se llevaron hasta las herramientas de los trabajadores enviados por la comuna de Almirante Brown para reparar la escuela, que desde hace dos décadas no tenía mejoras de infraestructura.

Es más, el último viernes hubo otro intento de ingreso a la secundaria, los vecinos avisaron. Pastos altos y árboles sin podar, favorecen a los cacos a esconderse.

En diálogo con este medio, la directora del establecimiento Lucía Riveros manifestó su indignación y espera poder reequipar la institución para iniciar el ciclo lectivo normalmente.

Si bien Riveros reconoció la reacción del municipio, hasta con la presencia del intendente Mariano Cascallares, del comisario de Glew y del delegado de la localidad, dijo claramente: "La solución es la colocación de cámaras de monitoreo para poder prevenir, los vecinos están atentos, nos ayudan, pero no basta. Y los fines de semana un servicio de seguridad, hace años que nos sacaron al casero".

La docente señaló que en la misma manzana hay un Jardín de Infantes, la EP 24 y un Centro Educativo de Capacitación. "Nos unen paredes bajas, saltan de una escuela a la otra, a las demás también les entraron otras veces, pero esta vez nos tocó a nosotros. Falta de todo, espero que podamos iniciar las clases a fin de mes".

Lamentó, además, que "el esfuerzo de los docentes y la cooperadora para comprar elementos que se han llevado, como todos los de educación física, la segunda vez, la pintura que teníamos para mejorar la escuela, el sintético era lo más caro, además de mucho material didáctico difícil de reponer, le pido a la comunidad que nos ayude a repone lo robado, mi única preocupación son los chicos, sería feo no comenzar las clases por todo esto".

"Ya se llevaron todo, desde el ventilador de los preceptores, la pava eléctrica y hasta la mercadería de la sala de profesores. La última vez, como no encontraron nada, tiraron abajo las rejas, puertas, y ensuciaron paredes", graficó la directora.

Comentarios Facebook