miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
02 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Piñas y patadas: 10 bochornos en el fútbol argentino

0
Comentarios


Lamentablemente los incidentes entre los jugadores de Estudiantes y Gimnasia tiene varios antecedentes, incluso con futbolistas que terminaron en la cárcel

Piñas y patadas: 10 bochornos en el fútbol argentino
Foto:

Los lamentables antecedentes de los incidentes entre los jugadores de Estudiantes de La Plata y Gimnasia.

Estudiantes-Milan (1969)


La revancha por la Copa Intercontinental se jugó en el estadio de Boca y dejó para el recuerdo escenas dolorosamente violentas. Milan había ganado 3-0 el partido de ida en Italia y aquí el Pincha se impuso por 2 a 1, pero lo futbolístico pasó a un segundo plano. El descontrol de algunos jugadores albirrojos derivó en un escándalo, el cual sumó un episodio también lamentable tras el partido: la insólita medida tomada por el gobierno militar encabezado por Juan Carlos Onganía, que decidió la detención de Ramón Aguirre Suárez, Alberto Poletti y Eduardo Luján Manera. Los tres futbolistas de Estudiantes permanecieron 30 días en la cárcel de Villa Devoto.

      Embed


Boca-Sporting Cristal (1971)

Este encuentro, correspondiente a la Copa Libertadores, terminó en una terrible batalla entre los jugadores de ambos equipos en pleno campo de juego. Dos jugadores peruanos fueron atendidos en el Hospital Argerich, a Rubén Suñé le aplicaron siete puntos de sutura producto de un corte y el resto de los futbolistas acabó en la seccional 24. Del duro informe elaborado por el árbitro uruguayo Alejandro Otero solamente se salvaron los dos arqueros (Rubén Sánchez y Luis Rubiños) y el peruano Julio Meléndez, defensor de Boca.

      Embed

Argentinos Juniors-Nacional de Montevideo (1990)

Por los cuartos de final de la Supercopa, Nacional venció por 3-1 al Bicho en Montevideo. Tras el tercer tanto de los uruguayos, que les aseguraba la clasificación para las semifinales, se desató un escándalo, aunque en este caso porque, cuando los jugadores de Argentinos le reclamaron al árbitro (el chileno Gastón Castro) una falta en la acción previa al gol, el ingreso de efectivos policiales para proteger al juez no fue solución, sino todo lo contrario. La cancha se convirtió en un ring y el partido no se reanudó. El árbitro informó las expulsiones de Fernando y Sergio Batista, Carlos Mac Allister y Carlos Goyén. Estos tres últimos fueron detenidos y en el caso del Checho fue además suspendido por un año -en competencias internacionales por equipos-, acusado de haber agredido a Castro.

      Embed

Colo Colo-Boca (1991)

Semifinales de la Copa Libertadores. Boca había ganado 1-0 el partido de ida y la revancha (3-1 en favor del equipo chileno) se tiñó de violencia. Primero hubo cruces entre los jugadores, pero lo peor llegó después, cuando los futbolistas boquenses se trenzaron con los Carabineros y hasta con algunos periodistas. Aquella noche, Carlos Navarro Navarro Montoya fue mordido por un perro, como para completar una noche bochornosa.

      Embed


Lanús-Atlético Mineiro (1997)


Famoso lío en la final de ida por la Copa Conmebol, que el equipo brasileño ganó por 4 a 1. Oscar Ruggeri reaccionó a raiz de una supuesta cargada y los incidentes no tuvieron freno. Todo acabó con Ruggeri y con los futbolistas visitantes declarando en la comisaría, en tanto que el técnico del Mineiro, Emerson Leao, sufrió una fractura de maxilar, producto de un golpe recibido.

      Embed

Argentinos Juniors-Fluminense (2011).

Victoria brasileña, eliminación de Argentinos Juniors de la Libertadores y cierre con pelea entre los jugadores. Ese es el resumen de lo sucedido en La Paternal, por la fase de grupos de la máxima competencia sudamericana de clubes. Al parecer, el gesto provocativo de un jugador del Flu inició el problema, que originó corridas y golpes.

      Embed

San Pablo-River (2003)

Encuentro válido por las semifinales de la Sudamericana. La violencia llegó sobre el final, con muchos actores que se fueron sumando al muestrario de empujones, trompadas y patadas voladoras. Luego de la intervencióin policial, tres hombres de River (Barrado, Guillermo Pereyra y Ameli) y tres del local (Jean, Rico y Luis Fabiano) fueron expulsados. Y en los penales, que decidieron el pasaje hacia el último capítulo del torneo, River se impuso por 4 a 2.

      Embed

Arsenal-Gimnasia (2013)


Empataban 1 a 1 por la 13a fecha del Torneo Inicial, cuando una gresca generalizada salió a escena y manchó el encuentro. El partido tuvo cinco expulsados: Damián Pérez y Nicolás Aguirre, de Arsenal, y Gastón Díaz, Franco Mussis y Matías García, de Gimnasia. Para todos ellos, la sanción fue de una fecha.

      Embed


Deportivo Roca-Cipolletti (2014)

Este "round" lamentable es del Torneo Federal A. Tras la expulsión de Federico Fernández y Marcos Lamolla, a los 27 minutos del segundo tiempo se desencadenó una pelea "todos contra todos". Un jugador -Nicolás Alegría- terminó desmayado y el Tribunal repartió suspensiones contra cinco futbolistas de Cipolletti y cuatro de Deportivo Roca.

      Embed

Instituto-Brown de Madryn (2015)

Empate (1 a 1, por la octava jornada de la B Nacional) y agresiones entre jugadores en Alta Córdoba. Gastón Machín, mediocampista de Instituto, llevó la peor parte, pues tuvieron que suturarle una herida en el pómulo, provocada por un golpe de puño recibido en medio de la "batalla".

      Embed

      Embed



Comentarios Facebook

Piñas y patadas: 10 bochornos en el fútbol argentino
Anterior Siguiente