miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Quilmeño
04 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Tras el escándalo, renunció el jefe de Gabinete de Quilmes

Nahuel Molina
0
Comentarios
Por Nahuel Molina


Ariel López, el hombre de mayor confianza de Martiniano Molina, se vio obligado a dejar su cargo tras confirmarle a DIARIO POPULAR que se desempeñó como director de Prensa en Berazategui, entre los años 1981 y 1983.

Tras el escándalo, renunció el jefe de Gabinete de Quilmes
Foto:

El jefe de Gabinete de Quilmes, Ariel López, renunció a su cargo este jueves, luego de haber confesado en una entrevista con DIARIO POPULAR que había sido funcionario durante la dictadura militar, lo que le impedía continuar en la función pública según lo establece una ley bonaerense.

"Si alguien quiere accionar legalmente, tengo herramientas para defenderme", manifestó López a este medio, en la misma entrevista que confirmó su desempeño como Director de Prensa bajo parte de la intervención militar en Berazategui, entre 1981 y 1983. En ese contexto, desde el entorno del ahora ex funcionario revelaron que se presentará voluntariamente ante la Justicia, con la intención de facilitar una posible investigación.

"La Municipalidad de Quilmes informa que, en el día de la fecha, ha presentado la renuncia a su cargo de Jefe de Gabinete, el señor Ariel López. La misma ha sido aceptada por el intendente Martiniano Molina, que en las próximas horas dejará definida la nueva estructura de su gabinete", informaron desde el área de Prensa local.


Ocupó distintos cargos
"El señor Ariel López se desempeñó en su cargo dentro de esta Municipalidad desde el pasado 10 de diciembre, habiendo sido en los últimos años funcionario del Ministerio de Medio Ambiente de la Nación y, con anterioridad y durante muchos años, titular del área de Cultura de la Municipalidad de Berazategui, desde donde desarrolló una tarea que fue amplia y sostenidamente reconocida por la comunidad", destacaron.

El cargo que ocupaba Ariel López era incompatible con la Ley Provincial N° 14656, la cual establece, en su artículo 3 inciso i, que no podrá ingresar a la Administración Municipal "el que haya ejercido cargo de titular de los diferentes poderes ejecutivos, ministros, secretarios, subsecretarios, asesores o equivalentes en cualquier dependencia del Estado nacional, provincial o municipal, en períodos de interrupción del orden democrático".

López, en entrevista con este medio, había considerado que dicha ley era "ridícula", porque debía apuntar "a quienes aplicaron el terror y tuvieron desempeños nefastos", ya que él, pese a que ocupó un alto cargo, desempeñó un "rol civil" y supo de los crímenes de la dictadura cuando terminó el gobierno de facto.


      Embed


Comentarios Facebook