jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Política
04 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La Iglesia promovió reunión entre el gobierno y la Túpac

Emiliano Russo
0
Comentarios
Por Emiliano Russo


Por iniciativa de Monseñor Jorge Lozano, titular de la Pastoral Social, un delegado de la agrupación que lidera Milagro Sala se reunió con funcionarios para tratar el caso de la dirigente social.

 La Iglesia promovió reunión entre el gobierno y la Túpac
Foto:

Mientras crece el campamento que organizaciones sociales llevan a cabo en Plaza de Mayo para pedir la liberación de Milagro Sala, ayer el Gobierno recibió a un delegado de la Túpac Amaru que arribó a la Casa Rosada acompañado por el titular de la Pastoral Social de la Iglesia, monseñor Jorge Lozano, el verdadero artífice del sorpresivo encuentro.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; y el secretario de Culto, Santiago de Estrada, recibieron a la comitiva que busca una solución al conflicto generado con la detención de Sala en San Salvador de Jujuy. El acercamiento entre el oficialismo y los representantes de la militante jujeña también se explicaría por la proximidad de la visita del presidente Mauricio Macri a El Vaticano, ya que el Papa Francisco conoce el trabajo social de la titular de la Túpac y vería con cierta preocupación su detención.

En este contexto, monseñor Lozano ofició de puente entre el coordinador nacional de la Túpac, Alejandro "Coco" Garfagnini y los funcionarios nacionales. El dirigente ayer también fue acompañado por el referente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico.

"Fue una reunión positiva. Escuchamos sus reclamos y quedamos en volver a reunirnos", contó a este diario una fuente cercana al ministro Frigerio. A la salida de Casa Rosada, monseñor Lozano explicó a DIARIO POPULAR: "La reunión había sido solicitada por algunas organizaciones sociales el lunes pasado en un encuentro que teníamos pautado con antelación. Así que pedimos audiencia a Jefatura de Gabinete y nos pudimos reunir con Coco, con Emilio y de parte del gobierno nacional estuvieron el jefe de Gabinete, Marcos Peña y otros funcionarios. La reunión fue muy buena, duró más de una hora, y ellos pudieron plantear sus inquietudes acerca de la situación en Jujuy y de las organizaciones sociales en general".

A su turno, el representante de la Túpac también calificó a la reunión como "positiva. Nos hemos reunido con Peña y pudimos dialogar, algo que es el puntapié inicial para resolver cualquier problema. Fue un diálogo honesto en el que se interiorizaron de la situación pero no hubo ninguna respuesta en concreto. Sí se vieron muy permeables a seguir trabajando".

"Escucharon nuestra posición"

En este sentido, Garfagnini confió: "Sólo hablamos de la libertad de Milagro Sala y no se tocó el levantamiento del campamento (en plaza de Mayo). Hay distintas miradas desde el gobierno pero escucharon nuestra posición: para nosotros es una presa política. Fue un paso adelante ya que en Jujuy no teníamos a ningún interlocutor".

Mañana Macri se reunirá con el gobernador Gerardo Morales en Jujuy. "Esa reunión puede alentar un análisis más profundo de parte de los funcionarios nacionales que permita que el gobernador libere a Milagro", señaló el dirigente al argumentar que en esa provincia "es bastante difusa la línea entre que separa lo político y lo judicial".

En tanto, el dirigente Emilio Pérsico, ligado a distintos estamentos de la Iglesia, analizó la vinculación de la reunión de ayer con la visita que el próximo 27 de febrero Macri realizará a la Santa Sede. "Espero que no tenga relación. Pero tanto el Papa como monseñor Lozano tienen un trabajo hecho con nuestras organizaciones en el territorio. Con los curas villeros no nos conocimos en una mesa sino pateando el barrio, peleando contra la droga. Incluso tenemos centros de adicciones en común para los pibes de barrio", indicó a este diario.

Sin embargo, Pérsico admitió que Francisco conoce de cerca la labor de Milagro Sala. "La recibió dos veces. La primera vez en una audiencia de 45 minutos donde ella le contó los problemas de Jujuy. Y después se vieron cuando ella le pidió un viejo diccionario de los archivos de India de la Biblioteca Vaticana. Así que tienen una relación como la que él ha tenido con todas las organizaciones" sociales. Por último, indicó que el Pontífice no llamó a la militante desde su encierro. Y sostuvo: "No sé si la van a liberar antes del encuentro del Presidente con Francisco", una especulación que distintos analistas esbozaron tras el encuentro celebrado ayer en Casa de Gobierno.

      Embed



Comentarios Facebook