jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Conurbano Reservado
04 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Con pasos cortos, Vidal se aproxima a decisiones tácticas trascendentes

Conurbano reservado
0
Comentarios
Por Conurbano reservado


Las paritarias son la prioridad número uno, aunque en el gobierno bonaerense no desesperan por empezar las clases el 29 de febrero. Hay reclamos por los despidos y radicales y massistas quieren hacerse escuchar

Con pasos cortos, Vidal se aproxima a decisiones tácticas trascendentes
Foto:

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal enfrenta, por estas horas y por algún tiempo más, la negociación salarial con los empleados públicos de la administración bonaerense que, para bien o para mal, condicionará la gestión de su gobierno en su primer año de mandato.

Lo saben todos, los dirigentes gremiales y los principales funcionarios provinciales: de cómo se cierre la primera negociación salarial paritaria con los trabajadores públicos bonaerenses, el cambio se notará o no tanto.

Que las clases en las escuelas de la provincia de Buenos Aries comiencen el próximo 29 de febrero sin mayores sobresaltos será un cambio concreto de la gobernadora María Eugenia Vidal; pero los gremios lo saben y no será una maniobra gratuita.

Por ello en el gobierno se relajan y hasta se animan a decir que "no nos va la vida en empezar las clases el 29; tenemos mucho interés en que la educación pública sea un servicio envidiable dentro de cuatro años, porque no vamos a poder hacer todo en un día".

Y así se puede seguir con otros temas, como por ejemplo, que los gremios están muy firmes con el tema de los despidos y que los funcionarios aclaran que se trata de despidos de la "planta política". Por caso, relató alguien que está abocado a la reorganización del organigrama gubernamental, dependiente del Ministerio de

Coordinación y Gestión Pública que conduce Roberto Gigante, en la Dirección General de Cultura y Educación "eliminamos 30 direcciones políticas y ni siquiera se presentó uno de esos directores a reclamar por su dirección".

Uno de los funcionarios de Cambiemos que se sentó en ambas reuniones con los dirigentes gremiales resumió: "Hay algunos gremios que pretenden que el gobierno provincial se pronuncie en favor de la libertad de Milagro Sala, y eso nosotros no lo vamos hacer".

Pero volviendo al meollo de la negociación salarial, y específicamente sobre la docente, las puntas quedaron muy lejos. El gobierno ofertó 23,6 % en tres tramos y los gremios que hablan de cifras pretenden un 40 %.

Pero las apariencias engañan, pues los principales gremios, la FEB y el Suteba, remarcaron en estos días que quieren un número de cinco cifras para el sueldo inicial para "cargo testigo", 10.000 pesos. Y ya en la última negociación con la administración Scioli, el acuerdo se alcanzó desdoblando el aumento entre ese cargo testigo y el resto. Así que por allí se empieza a ver algo de luz. La próxima tenida será para después del carnaval.

Pero mientras los gestores macristas se concentran en pasar del diagnóstico a la acción, que tendrá que aparecer más temprano que tarde, la política les golpea la puerta. Una revuelta de socios internos radicales fue frenada por el vicegobernador Daniel Salvador con una frase que tocó el inconsciente de los intendentes: "Nosotros somos militantes y dirigentes radicales, pero somos gobernantes de Cambiemos".

Algunos sectores del centenario partido ven que el gobierno no termina de completar algunos lugares por debajo de los ministros, por caso hay subsecretarías en Economía que aún están vacantes, áreas importantes para las gestiones locales que entienden pueden ser ocupados por ellos, pero parece que así no funciona, hay otra lógica. "No se trata de conspirar" para conseguir cargos.

Pero también el massismo bonaerense sacó las cacerolas y abandonó el silencio cómplice que venía manteniendo hasta el momento, y la sucesión de dirigentes que fueron exponiendo sus críticas da cuenta de que hay un aval del jefe para manifestarse en esos términos. Estos cabildeos no se parecen en nada a la gran cantidad de movimientos que empieza a mostrar el peronismo en la "provincia bastión" del histórico movimiento nacional.

Ante la fractura del bloque de diputados nacionales, los dirigentes provinciales también mostraron sus uñas. Y recordemos que en provincia hay dos bloques de senadores, mientras en Diputados se mantienen unidos, vaya uno a saber hasta cuándo.

Pues el presidente de la bancada de diputados del Frente para la Victoria, el legislador de San Isidro José Ottavis, no dudó en considerar que los rupturistas "terminan siendo funcionales al macrismo"; mientras que el lomense Fernando Navarro pidió "no apurarse en caratular de traidor a nadie". Dos posiciones dentro de un mismo bloque que viene de una votación dividida en la última sesión, cuando se trataron las autorizaciones para que la provincia pueda tomar deuda por 60 mil millones de pesos.

Pero además, los comentarios fueron más allá. El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde,  sorprendió con sus declaraciones: "No estoy discutiendo que los legisladores tomen un nuevo camino, pero esas bancas fueron elegidas por el FpV", y pidió que "renuncien".

Al Convento

Mientras tanto, el denominado Pacto de San Antonio Padua alcanzado por un grupo de intendentes del conurbano bonaerense en esa localidad del distrito de Merlo, va por más y pretende cerrar febrero con una gran convocatoria nacional de mandatarios locales en el convento de San Francisco, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El Pacto de Padua en principio fue suscripto en el convento de los franciscanos por el propio Martín Insaurralde, el anfitrión Gustavo Menéndez, Gabriel Katopodis, Eduardo "Bali" Bucca, Verónica Magario, Ariel Sujarchuk, Juan Zabaleta, Fernando Gray y Leonardo Nardini. No pudo estar Mariano Cascallares, socio también del grupo, mientras el barón de Ituzaingó, Alberto Descalzo, y el camporista de Moreno, Walter Festa, adhirieron a la iniciativa, aunque no estuvieron en la foto.

Pero ahora los mandatarios pretenden abrir el espacio ámbito nacional; lo que empezó siendo algo provincial amenaza con extenderse al resto del país y de cara a las elecciones nacionales del partido.

En caliente

Sin perder tiempo, pues los hierros se doblan en caliente, el diputado nacional Máximo Kirchner reunió ayer a unos veinte intendentes kirchneristas en Berazategui en medio de la puja por la conducción del PJ y los sucesos en el Congreso.

Así, Máximo Kirchner mantuvo una reunión con una veintena de intendentes del Frente para la Victoria y algunos legisladores, entre los que se encontraba el bonaerense Juan José Mussi, y los nacionales Andrés Larroque y Julio De Vido.

La reunión es una especie de mueca de la frustrada "contracumbre", en relación a la reunión partidaria convocada en Santa Teresita por la conducción formal, que habían organizado algunos intendentes kirchneristas.

Es que estos jefes comunales habían planteado la necesidad de reunirse para ratificar la "conducción" de Cristina Fernández, aunque finalmente desistieron de la idea porque ese mismo día y horario estaba programado el plenario de dirigentes del PJ nacional. "El FpV y el peronismo no son cosas diferentes", dijeron los organizadores, y se comprometieron a "convocar a más intendentes de la provincia y del resto del país, para que todos puedan acercar ideas que se traduzcan en políticas concretas para construir una patria justa y soberana".

El sector ya tiene un "primer" candidato a presidente del partido en la provincia, el intendente de Moreno, Walter Festa, que viene cuestionando la gestión partidaria realizada por el dirigente matancero, Fernando Espinoza.

"Después de la foto de Santa Teresita veo que es lo mismo reciclándose para la etapa que se viene. Es momento de un nuevo espacio", apuntó el dirigente cercano a La Cámpora, agrupación que nunca logró sintonía con la conducción de Espinoza. Mientras aparece estas declaraciones de cristinistas y opositores a la conducción del PJ bonaerense, el intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra, decidió reimpulsar el espacio de "los neutrales" y junto a su par de Cañuelas, Gustavo Arrieta. De hecho decidieron convocar a una cumbre en el distrito que conduce el exministro de Asuntos Agrarios de Scioli, pero hay tantas convocatorias por estos días que quien sabe cuál puede ser el resultado.

      Embed


Comentarios Facebook