viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
05 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Cuatro años para el colectivero que mató a un nene en 2010

0
Comentarios


Carlos Gustavo Verón conducía en julio de ese año un interno de la línea 15 y decidió hacer un giro antirreglamentario que terminó con la vida de Facundo Serrato, de tan sólo 5 años.

Cuatro años para el colectivero que mató a un nene en 2010
Foto:
Cuatro años para el colectivero que mató a un nene en 2010
En el lugar del hecho, se pintó una estrella con el nombre del nene.
Foto:

El Tribunal Oral en lo Criminal 4 (TOC4) condenó este jueves a cuatro años y tres meses de prisión al colectivero que en julio de 2010 atropelló a una mujer y sus dos hijos, y mató al mayor de ellos en un episodio registrado en el barrio porteño de Palermo.

Carlos Gustavo Verón, de 35 años, fue responsabilizado como "autor penalmente responsable del delito de homicidio culposo, agravado por haber sido cometido por la conducción imprudente de un vehículo automotor, en concurso ideal con los de lesiones culposas graves también agravadas", según la sentencia de 90 carillas.

Al conductor se le atribuyó el hecho ocurrido poco antes de las 19 horas del 10 de julio de 2010 cuando "violó el deber objetivo de cuidado que le era exigido al conducir de manera imprudente el colectivo de la línea 15 –interno 58- correspondiente a la empresa Transportes Sur Nor Cisa".

"Como consecuencia de ello, en la calle Honduras en su intersección con la avenida Scalabrini Ortiz, embistió a Cecilia García Otero y sus hijos menores de edad, Facundo Serrato –de cinco años- y Eugenia Serrato –de dos meses- quienes se encontraban cruzando la mencionada arteria por la senda peatonal", indica el texto.

"Como resultado de dicho accionar, el niño Serrato falleció en forma instantánea mientras que García Otero sufrió lesiones de carácter grave y la beba fractura de cráneo", añade.

Durante el debate los camaristas Julio Báez, Armando Chamot e Ivana Bloch, escucharon los testimonios que permitieron acreditar que el día en que ocurrió el siniestro vial, el colectivero "se mostraba alterado y apresurado en su forma de conducir, alegando ante el reclamo de varios pasajeros 'querer llegar temprano a casa'".

Según se acreditó en la investigación, las víctimas "al llegar a la esquina de la calle Honduras, y previo a adoptar los recaudos necesarios para cruzar dicha arteria, emprendieron su marcha por la senda peatonal".

En ese instante, Verón, quien había detenido la unidad en el segundo carril de la avenida Scalabrini Ortiz ante la presencia de gran cantidad de tránsito, "decidió en forma antirreglamentaria -no solo por su ubicación sino también por saber que con su conducta violaba la prioridad de paso de los peatones que cruzaban la calle-, doblar sorpresivamente a la derecha a fin de tomar por Honduras" y allí fue que atropelló a la mujer y sus dos hijos.

El siniestro provocó gravísimas heridas a la mujer y a la beba de dos meses y la muerte de su hermano, de cinco años.

      Embed

Comentarios Facebook