domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
07 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Gonzalo Heredia: "Con Brenda soñamos agrandar la familia”

Guido Gutiérrez Mónaco
0
Comentarios
Por Guido Gutiérrez Mónaco


Junto a su mujer Brenda Gandini analiza la agenda para encontrar el momento justo. El galán estreno poder absoluto y tiene un papel en los ricos no piden permiso. “nos tomaremos el tiempo necesario”.

Gonzalo Heredia: Con Brenda soñamos agrandar la familia”
Foto:

Tengo ganas de agrandar la familia. Ser padre está dentro de mis futuros proyectos. Con Brenda soñamos con volver a tener un hijo", declara el actor Gonzalo Heredia, quien participa de la obra "Poder Absoluto" junto a Carlos Kaspar en el teatro Payró, los días viernes y sábados a las 21. Luego, agrega que junto a su mujer Brenda Gandini piensan que "tenemos proyectos laborales también muy importantes por lo que nos tomaremos el tiempo que sea necesario para poder hacer lo que queremos".

Su nuevo espectáculo teatral es una obra política que "es como la serie norteamericana House Of Cards porque muestra el entretejido y las cosas sucias que tiene la actividad política. Las cosas poco claras en términos políticos no suceden sólo en nuestro país, sino que es algo que pasa en muchos lugares. El poder y la ambición muestran los costados más oscuros del hombre". En relación a su ideología, se autodefine como un "pensador autocrítico que no se deja convencer por nadie. Trato de escuchar todas las voces y sacar mis propias conclusiones".

Heredia revela que su participación teatral no fue premeditada: "Me encontré con la obra casi como por casualidad. Hacía mucho tiempo que quería trabajar con Carlos Kaspar con quien tengo una excelente relación, y nos apareció este libro que al leerlo nos enamoró. Nos decidimos muy rápido y lo pusimos en escena en muy poco tiempo". Su personaje en Poder Absoluto lo seduce: "Hago de Gerhard Bauer que es una joven promesa de un partido de derecha que tiene un fuerte candidato a presidente que está un poco sucio en su pasado. Se mezcla la política y lo sucio, que por momentos, parecieran ser una misma cosa".

El galán confiesa que poco a poco se comienza a interesar por cuestiones políticas: "En mi seno familiar nunca hubo una activa militancia política por lo que nunca tuve demasiadas inquietudes. Recuerdo cierta simpatía de parte de mi abuelo para con la UCR, pero no mucho más que eso. Tener una familia hizo que me empiece a interiorizar en cuestiones sociales para ir descubriendo mi propia verdad. Me preocupa cuando empieza a haber un fanatismo exacerbado que no conduce a ningún lugar racional porque no permite que la gente pueda pensar en frío que está diciendo. Si bien tengo mis ideales que no negocio, trato de ser lo más imparcial posible a la hora de tener que opinar acerca de las cosas. Intento no mezclar los sentimientos con la razón para poder tener una visión más clara y objetiva de las cosas".

Si bien se considera un pensador objetivo, reconoce que "el gobierno anterior puso blanco sobre negro a un monopolio e hizo que tengamos una mirada más abierta acerca de las cosas que suceden a diario. También ayudó a que se creen nuevas voces que tengan ideas innovadoras y rebeldes para romper con lo establecido".

Con respecto al momento cultural argentino, el galán sostiene: "Es un muy buen momento porque hemos logrado incluir parte de la tecnología que le da un plus a las producciones locales. La crisis de 2001 no sólo generó hambre y desempleo, sino que también trajo aparejada una serie de dificultades que afectaron al arte. Han crecido nuevos nombres que convierten a Argentina en un país con mucho potencial artístico y eso también es resultado de las políticas del Estado para priorizar la creación de nuevos puestos de trabajos ligados a la cultura".

A la hora de elegir un lugar para actuar, no duda: "El teatro es un espacio mágico. Me sucede muy a menudo que durante algunos ensayos tengo crisis muy fuertes, y al siguiente me suceden momentos de inspiración total, en los que me siento como si estuviera volando. El contacto cara a cara con el público le agrega un sentido más íntimo que lo convierten en cercano y estimulante".

Si bien siente mucha comodidad en el teatro, también declara que "la tele y el cine tienen su lado interesante. La televisión tienen un costado más técnico y estratégico de los cuales uno debe aprender. El cine es mucho más estático y diagramado porque se puede filmar muchísimas veces una misma escena hasta que quede bien".

Con casi 20 años de trayectoria, al ser preguntado acerca de que se diría si se encontrara con sí mismo en sus comienzos, no duda: "Me hablaría poco porque me conozco y se que no me creería mucho. Sólo me diría que debo que tener paciencia, perseverancia y mucho estudio para poder alcanzar todo lo que anhelo".



      Embed


Comentarios Facebook