miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
07 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Los Rolling Stones hicieron vibrar a miles de fans en La Plata

0
Comentarios


Tras 10 años de espera, la legendaria banda británica volvió a dar un show en Argentina. El miércoles y sábado volverán a tocar en el Estadio Único

Los Rolling Stones hicieron vibrar a miles de fans en La Plata
Fotos: Laura Tenenbaum/Diario Popular
Foto:
Los Rolling Stones hicieron vibrar a miles de fans en La Plata
Fotos: Laura Tenenbaum/Diario Popular
Foto:
Los Rolling Stones hicieron vibrar a miles de fans en La Plata
Fotos: Laura Tenenbaum/Diario Popular
Foto:

La sensación de cada asistente al recital de los Rolling Stones es la de que no hay ni habrá otra banda igual sobre la tierra. Sus Majestades Satánicas lo hicieron una vez más: conmovieron al público argentino con un show donde no faltó nada, reforzando para siempre ese romance que comenzó hace 21 años cuando la banda llegó por primera vez al país.

La Plata fue el escenario de una fiesta que no pudo ser opacada por la lluvia y que arrancó bien arriba con Start Me Up. Un Jagger que parece beber nitroglicerina por su energía desbordante, arrancó copando la parada vestido de negro y con una chaqueta verde brillante.

Tras el delirio inicial no hubo respiro porque los Rolling siguieron con It's Only Rock & Roll. Y a diferencia del set que hicieron en Chile, Tumbling Dice fue en tercer término. En la platea, hasta Daniel Scioli -presente en el show-deliró a rabiar.

Tras Out of Control, llegó un tema que fue introducido a pedido del público que votó en las jornadas previas: Street Fighting Man.

Del álbum Bridges To Babylon llegó el hit Anybody seen my Baby y luego todo el estadio se puso romántico y las parejas aprovecharon a mimarse con la bella Wild Horses.

Pero la tranquilidad duró poco porque enseguida llegaron Paint it Black y Honky Tonk Woman, seguidas de Can't Be Seen With You y Happy. El tramo final del show se nutrió de los clásicos Midnight Rambler, Miss You, Gimme Shelter, Brown Sugar, Sympathy for the Devil y Jumping Jack Flash. Para alquilar balcones, toda la adrenalina tirada al asador.

Pero los que aún quedaron vivos después de tanta emoción aplaudían y gritaban esperando los bises. Y llegaron. Los Stones se guardaron dos ases en la manga imbatibles: Can't Always Get what you Want y Satisfaction.

Así las cosas, por un lado el público que agotó en sólo 16 horas las entradas para estos shows y por el otro Mick Jagger, Keith Richards, Ron Wood y Charlie Watts, volvieron a mostrar en el ritual compartido, que la patria Stone fuera de Inglaterra queda al Sur, bien al Sur, en un país al que tardaron en llegar, pero lo hicieron para quedarse.



      Embed

      Embed




      Embed


Comentarios Facebook