sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
SurUrbano
09 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La calesita de Banfield volvió a repartir alegría a los niños

0
Comentarios


Luego de que una rama destruyera gran parte de su estructura en 2013, un grupo de banfileños puso manos a la obra y consiguió recuperar la atracción que reunía a cientos de chicos cada fin de semana.

La calesita de Banfield volvió a repartir alegría a los niños
Foto:
La calesita de Banfield volvió a repartir alegría a los niños
Foto:
La calesita de Banfield volvió a repartir alegría a los niños
Foto:

Dos años estuvo parada porque una rama, una tarde de fuertes vientos, cayó sobre su techo y averió gran parte de su estructura. Luego de unos meses en los que la desazón de los más chicos se hacía presente los fines de semana al verla fuera de funcionamiento, un grupo de vecinos que se convocaron a través de las redes sociales puso manos a la obra para recuperar la clásica calesita de la estación ferroviaria de Banfield y ya está girando nuevamente.

"El proyecto de reparar la calesita se disparó con un comentario de la esposa de un amigo cuando pasamos con el auto por la estación de Banfield", aseguró Matías Carnival, uno de los impulsores del proyecto.

Como Carnival, cientos de vecinos se mostraban preocupados porque la máxima atracción de la plaza yacía inmóvil ante las miradas de los chicos. Allí donde muchos habían pasado su infancia, una vieja estructura de hierro sólo motorizaba recuerdos. Por eso, porque los recuerdos habían sido felices y ya formaba parte de la idiosincrasia del barrio, los vecinos comenzaron a trabajar para que la calesita volviera a girar.


Motorizado en las redes

"Esto empezó en abril de 2015. Fue el día que nos dejamos de lamentar como vecinos de que la calesita había quedado sin funcionamiento y nos pusimos en marcha para hacer algo. A partir de ahí nos empezamos a organizar, nos hicimos una página de Facebook que llegó a tener casi 2400 personas amigas", detalló el joven.

Pero la iniciativa no sólo incluyó a los vecinos del barrio, sino que la ternura que inspiró tamaña empresa motorizó a otros ciudadanos a incorporarse a la tareas de reconstrucción.

En este sentido, Patricia Villalba, una vecina de Burzaco que vio la lucha de los banfileños por televisión y decidió dar una mano, comentó: "Trabajamos incansablemente para lograr esto. Estamos felices porque sabemos que esto que logramos va a quedar para las generaciones venideras".


La recompensa

Las tareas no fueron sencillas ya que hizo falta de mucha colaboración, conocimientos técnicos y tiempo dedicado a la felicidad del barrio. Pero a pesar de esto, cientos de vecinos aportaron como podían su grano de arena para que la calesita de Banfield volviera a dar vueltas y los chicos recuperar su espacio.

"Había gente que venía todos los fines de semana a trabajar a la plaza, a lijar, a pintar, a reparar los muñecos y hubo gente que colaboró comprando rifas o con aportes monetarios, como el caso de los comerciantes de la zona", destacó Carnival.

Para la inauguración, miles de vecinos se dieron cita para ver el sueño cumplido y la vieja calesita, ahora remozada y con el trabajo de los vecinos a cuestas, volvió a realizar sus clásicas vueltas colmadas de niños.

Josefina De Michelis, habitué del espacio junto a su pequeña hija, expresó: "Seguí todo lo que se hizo a través de Facebook y no me quería perder la inauguración".

Comentarios Facebook