miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
09 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Leicester: la historia del chico que se puede convertir en grande

0
Comentarios


Lidera la Premier League con comodidad, sin grandes estrellas y con un rígido trabajo táctico. Puede ser el primer campeón que inaugure su palmarés en 38 años. Conocé su actualidad

Leicester: la historia del chico que se puede convertir en grande
Foto:

Leicester es el puntero de la Premier League hace varias fechas y parece una enseñanza para todos los clubes del mundo: es la muestra de que la plata, que los millones, no garantizan un título. Dirigidos por Claudio Ranieri, llevan cinco puntos de ventaja sobre Tottenham y Arsenal, sus escoltas, a falta de 13 fechas; Manchester City, equipo al que vencieron el fin de semana, está a seis unidades y el resto de los gigantes —Manchester United y Chelsea— naufragan lejos de la punta.

Mañana, los conducidos por el italiano disputarán un duelo clave, de esos que pueden determinar el futuro de una temporada. La historia del club puede cambiar. Desde las 9 de la mañana, "The Foxes" se medirán con sus perseguidores más temibles y ante quienes ya cayeron en la primera vuelta: el Arsenal.

El responsable del monstruo es Claudio Ranieri. El tano, histórico entrenador, parecía retirado: llevaba tiempo sin conseguir éxitos, alejado de los grandes equipos de Europa. Por eso cayó en Leicester. Los Zorros peleaban el descenso: habían ascendido en 2014. Este campeonato no tenían más aspiraciones que mantenerse en Primera División. Armó un equipo sólido, con dos líneas de 4 y dos delanteros implacables: Jamie Vardy y Rihad Mahrez, una dupla que hace estragos.

      Vardy

La historia de Vardy es singular. Empezó en el fútbol amateur. Ganaba, a plata en pesos, $2000 por mes. Trabajaba en una fábrica para llegar a fin de mes. Sus goles lo llevaron a un equipo de la séptima división, y más gritos lo llevaron a otro de quinta. Sus 31 festejos en 36 encuentros en Fleetwood Town lo catapultaron al Leicester, en ese entonces en Segunda, a cambio de 500.000 libras. Hoy, con 18 tantos, en la cima de la tabla de goleadores de la Premier, está cotizado en U$S 45.000.000. Todos los grandes de Europa preguntaron por él. Marcó el récord de meter goles en 11 fechas consecutivas, y puede ser —si se sostiene— el primer inglés en ser el máximo artillero de la Premier desde Kevin Phillips, en la temporada '99/'00.

Vardy le sacó el lugar a Leonardo Ulloa. El ex San Lorenzo fue ídolo en el ascenso. Funcionó, convirtió, se ganó el cariño de la gente. Hoy es el único argentino del plantel.

      26BF24F89E6F4F9C.JPG

Leicester perdió dos partidos en una liga millonaria. Cayó 1-0 ante Liverpool y 2-5 contra Arsenal, el rival de mañana. Es el equipo que menos goles recibió: la gran defensa, el buen trabajo de los centrales Robert Huth y Wes Morgan, las sólidas respuestas de Kasper Schmeichel —el hijo de Peter, el histórico danés del Manchester United— y el orden del mediocampo explican ese hito.

Pero hay más. La Premier, desde su creación en 1992, tuvo cinco campeones: Arsenal, Manchester United, Manchester City, Blackburn y Chelsea. Leicester sería el sexto; el primero en conseguir su primer título desde 1978, cuando el Nottinham Forest ganó la Liga Inglesa por primera vez en su historia, y el 24° club en llevar la copa a sus vitrinas.

Pero hay, todavía, más: Leicester sorprendió al fútbol europeo, cuyos campeonatos están atascados en un status quo inamovible: PSG en Francia, Barcelona y Real Madrid en España, Juventus —ahora Napoli, gratamente— en Italia, Bayern Múnich en Inglaterra. Leicester, un clubo con 132 años de historia, es una brisa de aire fresco para el fútbol.

      Embed

Comentarios Facebook