viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Política
11 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Fuerte cuestionamiento al servicio del SAME

0
Comentarios


El hecho ocurrió el miércoles en el barrio de Palermo. Denuncian serias deficiencias, entre ellas, la falta de personal, recortes en las horas de guardias y bajas en los sueldos de los profesionales.

Fuerte cuestionamiento al servicio del SAME
Foto:

Fuertes repercusiones generó el grave suceso que involucró al Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) y se produjo en la tarde del miércoles, cuando un hombre de alrededor de 60 años sufrió una descompensación y, pese a las reiteradas llamadas efectuadas a ese servicio, la ambulancia demoró más de 45 minutos en llegar, momento para el cual el paciente ya había fallecido, según relataron testigos.

El episodio ocurrió en un edificio situado en Bonpland 1591 del barrio de Palermo, más exactamente alrededor de las 16.20, cuando varios vecinos de esta zona, tan famosa por su proliferación de bares y restaurantes, vieron salir a un joven de unos 30 años que, preocupado, paró a un patrullero que pasaba.

Veinte minutos antes había solicitado un auxilio del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) para el hombre, supuestamente un familiar, que se había descompuesto dentro del edificio.

De acuerdo a lo que expresaron testigos, los policías volvieron a pedir ayuda al SAME, y recién media hora más tarde una ambulancia arribó al lugar. Un médico ingresó al edificio y, diez minutos más tarde, se retiró.

Los vecinos y transeúntes que se congregaron en la esquina de Bonpland y Gorriti tuvieron un rato después la confirmación de que el hombre había fallecido.

La unidad de traslado había estacionado en la puerta del antiguo edificio, dos empleados subieron y, al rato, bajaron con una camilla. Sobre ella descansaba el cuerpo inerte de un hombre, que no fue identificado, al que habían cubierto con una manta.

El legislador porteño por el MST, Alejandro Bodart, comentó con respecto a este caso que 'no me sorprende. En estos años han despedido a gran parte del plantel profesional que cumplía tareas en el SAME y rebajado los sueldos del resto. Hay problemas en los móviles, falta de insumos y otros inconvenientes".

Agregó que "según el informe de la Auditoria de la Ciudad del año pasado todo esto produce retrasos en el 30% de los casos críticos. Esto esta debilitando un servicio que supo ser de excelencia. Es parte de una orientación que ve la salud y todo lo público como un gasto a recortar y no como un derecho a fortalecer'.

Uno de los testigos del hecho, Danilo, encargado de otro edificio lindero, en Bonpland 1613, explicó que "yo justo bajaba a retomar el turno y todo pasó a partir de ese momento. Vi a un chico joven, de unos 30 años, salir a la calle; estaba alterado, como apurado. Vio pasar un patrullero y lo paró. Me acerqué a preguntar qué pasaba y alcancé a escuchar que alguien se había descompuesto y que la ambulancia no llegaba".

Señaló que desde que el patrullero llegó "pasaron 25 minutos hasta que la ambulancia apareció y, según me dijo el encargado de Bonpland 1591, ya hacía más de 20 minutos que habían llamado al 911"

Danilo expresó que "por lo que tengo entendido, quien vivía en el edificio era el chico y el señor mayor era el padre o el tío, que estaba de visita. Aparentemente, se descompuso y por eso el chico llamó al sistema de emergencias".

En términos similares se expresó un joven que atiende un quiosco frente al edificio, quien aseguró haber escuchado que un hombre había fallecido porque la ambulancia había tardado mucho en llegar.


Consternación y enojo

Varias personas mayores habitantes del mismo edificio expresaron su consternación y su enojo por el hecho. Una mujer dijo que "lo dejaron morir", mientras otro hombre mayor maldecía al sistema de emergencias.

Voceros del Ministerio de Salud, del que depende el SAME, dijeron que efectivamente tienen una llamada registrada para esa dirección, pero argumentaron que por "cuestiones administrativas" no podían brindar detalles del horario de recepción de la llamada ni del tiempo transcurrido hasta el arribo de la ambulancia.

Con respecto a la situación de los sistemas de emergencia en la ciudad de Buenos Aires, Alejandro Bodart afirmó a Diario Popular que "en los últimos tiempos ha habido un recorte de personal muy grande, que incluso ha provocado medidas de fuerza el año anterior, y se ha concretado un golpe global a los sistemas de guardia".

Aseguró que "en los hospitales públicos hay una carencia tremenda de personal, con recorte en las horas de guardia, y en lo que se refiere al SAME, a fin de año se aprobó una ley, con mi único voto en contra, por la cual las ambulancias, que antes debían llevar un chofer, un enfermero y un médico, podían prescindir del enfermero, con lo que el chofer debería en los hechos remplazarlo".

Bodart remarcó que "además de recortarse las horas en las guardias se sacaron especialistas, no se reemplaza a quienes se jubilan y muchos profesionales son trasladados de la ciudad a la provincia".

Como solución, agregó, "los directores de los hospitales contratan gente en negro para cubrir estas horas, con lo que muchos profesionales toman como changas sus tareas en el SAME, y esto también produce demoras".


      Embed


Tags

Comentarios Facebook