martes 6.12.2016 - Actualizado hace
El Defensor de los Consumidores
13 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Los descuentos con trampas y engaños

Pablo Chamatropulos
0
Comentarios
Por Pablo Chamatropulos


Desde hace unos años las principales cadenas de informática y electrodomésticos comenzaron a ofrecer algunos productos -sobre todo computadoras, notebooks y televisores de LCD- en muchas cuotas y con descuentos, a partir de convenios alcanzados con distintos bancos.

Los descuentos con trampas y engaños
Foto:

La tendencia se viene sosteniendo hace tiempo y permite a los comerciantes mejorar sus ventas y a los consumidores realizar compras de valores importantes sin tener que erogar todo el monto en el momento inicial.

Engaños

Pero lo que antes era visto como un negocio por ambas partes -comercios y bancos-, ahora es percibido por las cadenas como un ataque a su propia rentabilidad y como un negocio sólo para los bancos.

Sin embargo, estas ofertas siguen existiendo, pero cada vez más acompañadas de engaños y trampas cuyo objetivo es aumentar la rentabilidad como sea: ocultándole información a los clientes, o directamente mintiéndoles, e incluso despidiendo empleados o bajándoles los sueldos.

¿Cuotas sin interés?

Estos planes en muchas cuotas siempre incluyen lo que los bancos denominan costo financiero total, cuyo importe nunca es menor (y muchas veces es mayor) al 4 o 5% del costo total del producto.

El costo financiero total rara vez es informado a los clientes. Y no hablemos de los gastos administrativos, de envío de resumen, seguro de vida, etc.

Los comercios y los bancos responderán que una cosa son los intereses y otra cosa son el resto de los gastos.

Pero el cliente debe saber que si compró un producto de $ 2.400 en 24 cuotas, no va a pagar cuotas de $ 100, como supone, sino de 120, 130 o 140 según el caso.

Y todo esto si tuvo la suerte de que no le 'encajaran' una garantía extendida que no pidió, un abono de servicio técnico que no necesitaba o un celular que venía 'de regalo' y que no sabía que estaba llevando.

En estos casos el problema no es menor, porque los costos de esa garantía extendida son importantes y tienen una importante duración de hasta 36 meses.

Falta de respuesta

Para colmo de males muchas veces esa garantía no tiene la respuesta adecuada frente a un reclamo por mal funcionamiento o por desperfectos del bien, ya que frente a la necesidad de darle uso, se pasan la posible respuesta, entre la empresa aseguradora, el taller asignado, el vendedor o el fabricante, en largos trámites para el consumidor que lo terminan desalentando.

Todo ello a pesar que la ley fija la responsabilidad de todos ello de manera solidaria y deberían responder en forma inmediata.

Descuentos con trampa

Si un electrodoméstico cualquiera cuesta $ 5.000 y les ofrezco un descuento del 20% y 20 cuotas sin interés a mis clientes que tengan la tarjeta de crédito del Banco XXX, esos clientes deberían pagar $ 4.000. Hasta acá la cuenta es fácil de entender.

Pero si antes de lanzar esa oferta aumento el precio del bien a $ 5.500, aplico el descuento sobre ese precio (los clientes pagan $ 4.400 en lugar de $ 4.000) y cuando termina esa 'promoción' vuelvo a bajar el TV a $ 5.000, ¿no estoy engañando a mis clientes?

Por supuesto que sí, ya que el descuento real que les estoy haciendo es del 12% (La diferencia entre $ 5.000, que es el verdadero precio del bien y 4.400, que es el precio que el cliente termina pagando, por lo general muy contento por el generoso descuento).

Esta metodología es aplicada en forma habitual por una importante cadena de informática (muy preocupada actualmente por su 'rentabilidad'), aprovechándose del hecho de que la mayoría de los clientes suelen ver los precios los fines de semana, que es cuando aparecen estas 'promociones'.

Algunas sugerencias

Conviene ver precios durante varios días y en distintos comercios.

Siempre hay que averiguar bien con qué bancos tiene descuento cada comercio.

El medio de pago que le conviene al cliente no es el que le resulta rentable al comercio.

Por eso con esto también hay engaños y ocultamiento de información por parte de algunos vendedores. 'Por último, no se deje apurar, compre sólo lo que necesita y haga el reclamo si descubre, aunque sea un tiempo después, que fue engañado.


      Embed


Te puede interesar

Multa contra empresa de alarmas

El Defensor de los Consumidores

Multa contra empresa de alarmas

.

Comentarios Facebook