domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
General
21 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Antropólogos argentinos cumplen 31 años de trabajo

0
Comentarios


El presidente del Equipo Argentino de Antropología Forense, Luis Fondebrider, repasó la historia de la institución y destacó los valores que los llevaron a ser considerados desde otras ciudades del mundo.

Antropólogos argentinos cumplen 31 años de trabajo
Foto:

Antropólogos argentinos cumplen 31 años de trabajo

e El presidente del Equipo Argentino de Antropología Forense, Luis Fondebrider, repasó la historia de la institución y destacó los valores que los llevaron a ser considerados desde otras ciudades del mundo.

L a urgencia de nuestro trabajo tiene que ver con la angustia de cada familiar que no sabe qué pasó con su ser querido", resume Luis Fondebrider, presidente del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) que hoy es modelo en el mundo y que hace más de 30 años trabaja para recuperar e identificar los restos de personas desaparecidas para restituirlas a sus familiares.

Cuerpos que hablan, ciencia que demuestra y un grupo unido que busca la verdad y la reparación a tanta violación de derechos humanos resumen la historia de este Equipo, compuesto por 65 personas, que se agrupó en los momentos más prematuros de la democracia argentina y hoy da clase en más de 50 países en cuanto a técnicas y metodologías para abordar casos en los que hubo violencia política, étnica o religiosa.

En la mira de todos

El reconocimiento es a nivel mundial: el EAAF es convocado por organismos, tribunales y particulares para resolver cuestiones dolorosas, y quizás para cerrar algún capítulo inconcluso en la historia de una persona o de una región.

"La evolución del equipo tiene que ver con diferentes factores; por un lado, habernos concentrado en la documentación científica de casos de violencia política, violencia étnica o religiosa ante la necesidad de los familiares que habían sufrido esas prácticas, en Argentina y luego en varias partes del mundo", explica Fondebrider en la oficina donde funciona la sede de Buenos Aires. También tienen en Córdoba, Rosario, Tucumán, y en Estados Unidos (Nueva York), México y Sudáfrica.

"Se trata de contar con una opción científica que les diera confianza a los familiares, algo que no sucedía frecuentemente en muchos países. Cuando se empezaba a investigar este tipo de violencias, que normalmente lo hace el Estado a través de distintos mecanismos, sucedía que los familiares no confiaban en los especialistas locales y entonces ahí nos llamaban", detalla.

Fondebrider repasa la historia de la institución en su escritorio decorado con recuerdos de investigaciones y delante de un telar que dice "Gracias" seguido de las siglas que representan al Equipo bajo la firma "Guatemala". Define la tarea que realizan como un "modelo de hacer ciencia con la gente".

"Desde el principio nos dimos cuenta que esto se hacía con los familiares haciendo un trabajo en forma trasparente con ellos, explicando los resultados y eso hizo que muchos grupos de familiares, víctimas de estos casos, se hayan volcado a solicitar nuestro trabajo", comenta.

Otro de los puntos a rescatar es el del enfoque que utilizan, con distintas disciplinas científicas, no sólo lo forense o la genética. "Es necesario usar todo el arsenal que provee la ciencia para tratar de encontrar una respuesta, para saber cómo desaparece una persona, si está muerta, si está enterrada, cómo identificarla y muchos más interrogantes", relata.

El objeto de trabajo es encontrar aquello que falta de cada historia, con la distancia que impone la ciencia, aunque impregnada por el compromiso. "Lo mejor que podemos dar es un alto nivel científico a los familiares, y nuestro trabajo es revisable por cualquier experto así que siempre hay que demostrar lo que decimos".

      Embed

Más cerca de identificar soldados en las Malvinas



Luis Fondebrider, presidente del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) explicó los alcances del nuevo Proyecto Malvinas que intentará la identificación de los restos de los combatientes fallecidos y enterrados como NN en el cementerio Darwin en las Islas.

Pese a continuar con las investigaciones y capacitaciones en todos los continentes para recuperar e identificar restos de personas desaparecidas para restituirlas a sus familiares, una de las iniciativas que más entusiasma al Equipo es el Proyecto Malvinas.

"Nace con el pedido al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Hace dos años lo venimos llevando adelante junto con el ministerio de Justicia y ya entrevistamos a 81 familias de soldados que no han recuperado el cuerpo. También se ha aplicado un protocolo de búsqueda de datos que ayudan a la identificación, no sólo datos genéticos", explicó.

En este contexto, un equipo constituido por miembros del EAAF y funcionarios de los Ministerios de Justicia y Derechos Humanos y de Desarrollo Social tomó muestras de sangre a los familiares de los combatientes fallecidos con el objetivo de crear el "Banco de Sangre de Familiares de Combatientes argentinos fallecidos en el conflicto del Atlántico Sur inhumados sin identificación".

Hasta el momento las negociaciones para realizar el trabajo se encuentran en curso. El EAAF subraya que con las entrevistas y la toma de muestras de sangre, asumió un compromiso con las familias para lograr exhumar e identificar a sus seres queridos. "Se ha obtenido el consentimiento de las familias y ahora estamos a la espera de las conversaciones diplomáticas, es un proyecto totalmente humanitario que ya se ha hecho en otras partes del mundo", dijo Fondebrider.

"Estamos desde el punto de vista técnico preparados para llevar adelante esa misión", remarcó.


      Embed




Comentarios Facebook