viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
24 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Laport: “Soy un transgresor con respeto, que nunca se repite”

Karim González
0
Comentarios
Por Karim González


Con Enredados, pieza que eligió seducido por el guión, comparte escenario con Flor de la V, Sebastián Almada e Iliana Calabró, de quien el maduro galán dice estar “aprendiendo”. De paso, se candidatea para el Bailando.

Laport: “Soy un transgresor con respeto, que nunca se repite”
Foto:

Es la primera vez que encara una temporada en Carlos Paz y definitivamente con Enredados, la comedia que protagoniza junto a Flor de la V e Iliana Calabró, que arrasa con la taquilla, Osvaldo Laport, sorprende rotundamente.

Su manera de llevar la trama y condimentar el hilo de esta jocosa pieza en la expresión de un auténtico gigoló, la hacen todavía más disfrutable. Allí está el hombre que se muestra con varias chances de querer probarse en Bailando por un Sueño, con casi 60 años y un porte que todavía consigue suspiros, instalado en un ashram a 1.500 metros de altura, arriba de la sierra, pasando la localidad de Tanti.

"Es maravillosa la experiencia que vivo acá
como también es maravillosa la experiencia arriba del escenario en mi primera temporada. No solamente es perder la virginidad en Villa Carlos Paz sino en un estilo de comedia que nunca había hecho", sostiene quien como actor dice apelar a la transgresión y a ampliar siempre el horizonte artístico.

"Realmente al principio estaba muy asustado. Yo aprendí y estoy aprendiendo de Florencia, de Iliana, de Sebas Almada, que son con quienes más me relaciono en escena, del espectáculo con el público y de este tipo de comedia. Nos estamos divirtiendo muchísimo y hoy me tienen que frenar porque hablo más con el público que con los personajes", cuenta con gracia.

"También disfruto de cómo se divierte la gente. Estar aquí con público masivo, que te digan que no hay más localidades y siempre sala llena es un privilegio. Realmente ni los productores estimaban este éxito", se asombra Laport de la obra en la que también intervienen Fede Bal, Sebastián Almada, Barbie Vélez, Laurita Fernández y Aylén Bechara. En la comedia Enredados que se alza en el teatro del Sol 2 de la villa cordobesa, Laport, se enrola en el accionar de todo un gigoló al fiel estilo del mediático Javier Bazterrica.

Aunque aclara que no se basó en el personaje real, cada noche provoca risas con la frase All the Night. "Cuando descubro que el personaje era un gigoló y que podía tener similitudes con el personaje mediático como buen hijo de vecinos me saltó el prejuicio", confiesa Osvaldo.

"Pero debo admitir que no reparé en nada de ese personaje. Hay guiños como la frase All the Night, que me sugirió Federico Bal. El latiguillo es simplemente eso y nada más y es un guiño al público", devela de su rol que, en escena, usa pantalones blancos y graba las pertenencias de sus "víctimas" al igual que el tipo que se paseó por todos los estudios de tevé. "Cuando yo leí el libro quise hacer Enredados", se entusiasma este intérprete.

      Osvaldo Laport (1).JPG

"Así como hice Julio César de Shakespeare de Eva Alac que fue una experiencia extraordinaria en la calle, como hice Un guapo del novecientos en el Cervantes antes de venirme para acá, del mismo modo encaré esta temporada", explica quién hasta hace poco dirigió a su mujer Viviana Saez y a su hija Jazmín, también actriz, en la comedia Las mujeres de Travolta y cuando regrese a suelo capitalino hará lo mismo con el espectáculo de Beatnik ("dirijo sobre lo que fue la generación anterior al hipismo. Escritores y transgresores y locos").

"Yo recibo permanentemente convocatorias y libros y sino me seduce no me seduce. Aquí me atrajo el guión y tuve muchas ganas de hacer este tipo de comedia. Tenía 4 guiones para decidirme pero sin dudas Enredados me sedujo", relata de la obra que lo mantendrá ocupado hasta el primer fin de semana de marzo. En medio de todo lo novedoso que emprende, la actualidad lo encuentra disfrutando de un arrebato más en su carrera en pos de no tentarse con la conformidad. Ni se repite ni se estanca. La vara está, según da cuenta, en apostar siempre a más.

"Esto es una continuidad de lo que siempre hice en toda mi vida. Así como hice personajes atípicos también fueron personajes con cierta transgresión. Han sido personajes que no sean repetido y lo digo con total humildad y con orgullo y alegría también. Eso habla también de mi locura. De pasar yo por la vida y no que la vida me pase a mí", dice Laport contundente enumerando que se la jugó por otros emprendimientos de tinte personal no muy convencionales para un actor.

"Tuve una línea de calzado, de perfume y de ropa. Pude cantar y tener una banda, hacer mis esculturas de caballos. Siempre transité en esa cosa de transgredir haciéndolo con respeto y no quedarme en esas cosas del actor y punto. Creo que el actor debe tener buenas raíces, buenos cimientos y no un techo. El actor debe transitar por distintos andariveles del arte", reflexiona. "Y al transitar por este nuevo andarivel en esta cosa de romper la cuarta pared y a esta altura de mi vida que estoy cumpliendo 60 que pueda aprender de mis colegas es que soy un privilegiado". No es para menos.

Mirando con buenos ojos la oferta de bailar

A diferencia de otros años en los que ha sido convocado, parece que esta vez, las probabilidades de que Osvaldo Laport se sume al gran certamen de Bailando por un sueño, son más que posibles.

Tentado para exponer lo suyo en el envío nocturno de Marcelo Tinelli, con los 60 años que se aproximan para el mes de agosto, las ganas cobran fuerza.

"Me han convocado en muchas oportunidades", comenta este actor. "Nunca nos pudimos fusionar. No sé. El Bailando para mí siempre fue un semillero de posibilidad no solamente para los nuevos talentos sino para uno que ya está de vuelta. Con este criterio de transitar el arte en todos los andariveles es una buena oportunidad", parece querer.

"En estos últimos años el escándalo está pero no como antes. Un Campi un Freddy Villarreal pudieron plasmar su arte dentro del show y es admirable. Tal vez con este criterio que cumplo 60 y que tiro la casa por la ventana puede ser que lo haga", confiesa motivado a abrirse a develar otra faceta.

"Yo amo la televisión como elemento para poder expresar arte y la defiendo también como fuente de trabajo no solamente para los que estamos delante de la cámara sino para los amigos históricos que tengo que están detrás de la cámara. Hay muchas familias comiendo por eso soy un defensor de la televisión", se pronuncia a favor pero también hace hincapié en la falta de ideas convocantes.

"Los productores ya lo saben, yo necesito creatividad. Por favor que no sea siempre el mismo esquema. Yo fui privilegiado en aquella época que viví porque eran personajes muy bellos e historias muy bellas. Pero agota ya, necesito creatividad", precisa.

      Osvaldo Laport (2).JPG

Orgulloso de su cuerpo

"Físicamente me cuido con una rutina de gimnasia. Aquí en Córdoba no voy al gimnasio pero si me he comprado elásticos con los que hago mis ejercicios. Me cuido en las comidas sabiendo que uno va a cenar con sus compañeros y disfruta luego de una copa, o unas copas o una botella o unas botellas", se ríe Laport honrado de que a sus casi 60 peldaños pueda exhibir su torso como en la época en que las mujeres suspiraban por el indio Catriel.

"Puedo pelar mi cuerpo y hacer una producción medio en pelotas", señala con orgullo. Y no es para menos. Aunque él es muy consciente de que lo que se percibe en lo externo es producto de una armonía, una motivación y una férrea voluntad interna.

"Tengo una filosofía como media calma", describe el hombre que en plena temporada en Villa Carlos Paz ubicado en un ashram (residencia espiritual, propia del hinduismo) tiene algunos hábitos trastocados.

"Me acuesto todos los días a las 6 de la mañana porque vivo allá arriba y la verdad es que no sé dormir de día. Duermo 4 o 5 horas porque si hay sol quiero tomar mate, hacer pileta", cuenta Osvaldo.

Sobre su presunta crisis de pareja con Viviana Sáez, dice: "Se habló de mi crisis hace un par de años. Es un privilegio de pronto que podamos seguir peleando y apostando al amor y a la vida".


      Embed


Comentarios Facebook