domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
25 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Mendoza: hallan muerto al joven desaparecido desde el domingo

0
Comentarios


El cuerpo de Rodrigo Osorio fue encontrado flotando en el embalse de Valle Grande. Creen que cayó al agua cuando participaba de un retiro espiritual

 Mendoza: hallan muerto al joven desaparecido desde el domingo
Foto:

El cuerpo de Rodrigo Osorio, el joven de 25 años que había desaparecido el domingo pasado, fue encontrado en la mañana de este jueves flotando sobre las aguas del embalse Valle Grande.

Si bien los pesquisas no descartaban ninguna hipótesis, las pistas más fuertes indicaban que había caído al agua cuando participaba de un retiro espiritual. En orillas de la playa del dique Valle Grande habían encontrado sus zapatillas junto a sus lentes. Los padres de Rodrigo habían dicho a la Policía que el joven tenía una notoria disminución visual y que no sabía nadar.

Ahora resta que los investigadores determinen cómo cayó al agua, si fue accidental o si alguien lo empujó. El hecho ocurrió en la mañana del domingo cuando un grupo de 130 jóvenes realizaban un retiro espiritual en la zona del dique de Valle Grande.

Hugo Lucero, jefe distrital del Sur, había relatado al Diario Uno que en la mañana cruzaron en una embarcación hacia la zona de la playa del dique. Al regresar al campamento en Rama Caída detectaron que faltaba Rodrigo Osorio.

Lucero dijo que hasta el momento nadie contó que Rodrigo haya tenido una pelea con alguien del grupo que pudiera terminar en que lo tiraran al agua o que él solo se apartara del grupo.

María Luisa González, mamá del joven, explicó que Rodrigo "tiene una parálisis cerebral muy suave porque nació medio asfixiado, pero se maneja solo", al punto que terminó el secundario, estudia inglés, anda en bicicleta y corre en un grupo de running.

Además, "siempre ha ido a campamentos, nunca ha sido un chico arriesgado de tirarse al agua porque tampoco sabe nadar, ni es de irse del lugar ni apartarse del grupo".

La mujer reveló que días antes del campamento "estaba triste porque tuvo un problema con un líder de la iglesia, le hacían bromas y se creía que se estaban riéndose de él" y "entonces fui a hablar con un pastor y le pedí que estuvieran cerca de él, que hablaran con él porque se sentía muy aislado".

María Luisa recordó que a su hijo le pidió que no escuchara música en el teléfono para que no se gastara la batería y que si tenía alguna urgencia que llamara a sus padres, pero "el teléfono quedó en su campamento, no lo llevó a Valle Grande".

      Embed

Comentarios Facebook