sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Vida
26 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Alergias de piel: la enfermedad más extendida del mundo

0
Comentarios


En el mundo, una de cada cinco personas es alérgica y en la Argentina se estima que actualmente hay más de 8 millones de personas que sufren alteraciones de este tipo. Las manifestaciones pueden ser diversas, pero lo cierto es que existe una tendencia que indica un claro aumento de casos de estos tipos de alergias.

Alergias de piel: la enfermedad más extendida del mundo
Foto:

Cada vez más personas reaccionan fuertemente cuando algún agente externo entra en contacto con su piel. Las manifestaciones pueden ser diversas, pero hoy en día existe una tendencia que indica un aumento de casos a la hora de hablar de alergias de piel.

Existen múltiples tipos de alergia que se manifiestan con distintos síntomas como pueden ser un simple enrojecimiento hasta la descamación de la piel. Pero... ¿qué es la alergia de piel?

La alergia es una reacción inmunitaria exagerada del organismo ante sustancias que no son habitualmente dañinas, llamadas alérgenos o antígenos, son sumamente variadas y van desde alimentos y medicamentos hasta compuestos que penetran al organismo por la nariz y bronquios (polvo, polen, hongos, etc). Al ingresar al organismo se ponen en contacto con los "anticuerpos de la alergia", y si el paciente es efectivamente alérgico, se produce así la reacción alérgica, nos explica el doctor Adrián Lara, (MN 64.130), médico especialista en alergia e inmunología.

El lugar del organismo en el que se produce la manifestación se denomina órgano de choque. Si dicho órgano de choque es la piel se podrían generar eczemas, erupciones cutáneas, urticaria, picazón, enrojecimiento, ampollas, dermatitis de contacto o descamación cutánea.

También es importante diferenciar que las alergias de piel se dividen en dos subgrupos: la urticaria y la dermatitis. A su vez, esta última puede clasificarse en dermatitis atópica y dermatitis de contacto. En el primer caso, la urticaria es una manifestación de la piel que se caracteriza por la presencia de manchas y áreas de inflamación rojiza, acompañadas de una intensa picazón, e incluso en ocasiones pueden producir quemazón y dolor. Existen urticarias agudas, que normalmente son originadas por picaduras de insectos, alimentos, medicamentos o inhalación de alérgenos, y urticarias crónicas que pueden ser causadas por factores físicos (frío, calor, agua, sol), actividad física y enfermedades autoinmunes.

En tanto, la dermatitis atópica es una inflamación de la piel que se identifica por lesiones cutáneas con piel roja (eritema), descamación, vesículas, exudación, fisuras, lesiones de rascado y zonas engrosadas con persistente prurito. Y la dermatitis de contacto es una inflamación de la piel causada por el contacto directo con sustancias, tales como: plantas, níquel, látex, cosméticos, detergentes, disolventes, fragancias y otras sustancias químicas.

Como consejo, lo ideal sería contar con algún producto en el botiquín del hogar para poder tratar este tipo de alergias en un primer momento. En la actualidad existen diversos productos de venta libre, de aplicación sencilla, que son sumamente efectivos para combatir la picazón y frenar la hinchazón dérmica, hasta llegar a la consulta médica. Pero lo más importante a entender cuando se habla de alergias de piel, es saber que no es necesario padecer ese malestar, ya que hoy en día existen muchos tratamientos y lugares especializados a los cuales acudir para consultar con profesionales idóneos.

Las más comunes

Urticaria. Se trata de una enfermedad cutánea que se manifiesta por la aparición de ronchas (habones) que suelen picar (prurito). Estos habones pueden ser de tamaño, forma y localización variable. La duración de estas lesiones suele ser menor de 24 horas, aunque habitualmente según van desapareciendo pueden ir apareciendo nuevas lesiones. En ocasiones la enfermedad puede afectar a las partes más profundas de la piel y aparecen entonces hinchazones, y son más frecuentes en párpados o labios. La urticaria es una enfermedad muy frecuente que afecta a más del 10% de la población en algún momento de su vida.

Dermatitis atópica o eccema atópico. Afecta habitualmente a los niños desde las primeras etapas de la vida (lactantes), pero también a jóvenes y adultos. La sequedad cutánea es una de sus características principales; dicha sequedad produce picor intenso (prurito) e induce al rascado. El rascado repetido produce lesiones inflamatorias con enrojecimiento y descamación (eccema). La dermatitis atópica puede ser leve, moderada o grave en función de la extensión e intensidad de las lesiones cutáneas. Como la mayoría de las enfermedades alérgicas, tiene un curso crónico y puede asociarse a otras enfermedades alérgicas alimentarias o respiratorias.

      Embed

Te puede interesar

Comentarios Facebook