domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Política
28 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

"El ciudadano común quiere que le resuelvan problemas"

Emiliano Russo
0
Comentarios
Por Emiliano Russo


El reconocido filósofo, actualmente asesor del presidente Mauricio Macri en sus discursos como el que brindará el martes en la apertura de sesiones ordinarias, remarcó que la gente no quiere "que le hablen de los desastres que hicieron los anteriores".

El ciudadano común quiere que le resuelvan problemas
Foto:

El filósofo Alejandro Rozitchner, autor de libros y hasta guionista de Antonio Gasalla, tiene oficina en el segundo piso de la Casa Rosada y forma parte del equipo de comunicación presidencial. Es uno de los principales asesores en la redacción de los discursos que brinda Mauricio Macri, como el que el próximo martes dará ante la asamblea legislativa en el inicio de las actividades del Congreso.

- ¿Qué rol cumple en el gobierno de Mauricio Macri?

- Soy asesor del presidente y trabajo junto a Marcos Peña en la Jefatura de Gabinete. En realidad formó parte del equipo que ya trabajaba cuando estábamos en el Gobierno de la Ciudad. Trabajé muy cerca de Marcos y bastante cerca de Mauricio y mis tareas y roles han sido distintos a lo largo del tiempo. La tarea principal es la de desarrollar las ideas. Mucho de lo que dice Marcos o la visión de Mauricio la hemos ido armando juntos en conversaciones. No como intelectual les digo lo que tienen que decir sino que soy un interlocutor válido para ellos y pensamos juntos.

- ¿Ha sido una estrategia discursiva aquello que se le señala al presidente de no haber trazado un balance preciso acerca de la herencia recibida?

- No sé si esa es la principal función del gobierno. Algo de eso se está haciendo de hecho aparece información en la prensa y se seguirán desnudando falsas realidades. Pero no sé si el presidente tiene que ser el encargado de todo eso. Forma parte del trabajo de todo el equipo mostrar las realidades ocultas que dejó el gobierno anterior. Entiendo también que el ciudadano común quiere que le resuelvan problemas y no que le hablen de los desastres que hicieron los anteriores (gobiernos). Y existe la tentación de descargar la responsabilidad señalando el pasado, el morbo o la necesidad de venganza de mucha gente.

- ¿Cómo explican discursivamente esta coyuntura complicada de alta inflación?

- Hay mucha conciencia que no la provocamos nosotros y que la tratamos de resolver. Es una situación muy compleja que no se va a resolver de un día para el otro, tal como ya dijo el presidente al hablar de plazos más extensos. Sería injusto creer que es la responsabilidad de este gobierno que tiene menos de tres meses de iniciado. Y la gente tiene conciencia de eso. Esta muy esperanzada, se da cuenta del momento, de la dificultad, de la cantidad de problemas que no los creamos nosotros.

-¿Estuvo trabajando en el discurso que Macri dará el martes ante la asamblea legislativa?¿Puede adelantar algún anuncio?

- Sí estuve trabajando en ello. Pero no puedo adelantar nada. Es como cuando se dice 'te voy a stalkear', a contar el final de una película. Yo no voy a 'stalkear' el discurso del presidente. El discurso lo va a dar el martes. No puedo decir nada: ya verán lo lindo que será.

- Aunque no pueda contar el contenido sí admite que lo aconsejó en las formas, en lo simbólico.

- Sí, claro. Pero es el trabajo de varias personas, mezcladas, una de las cuales, sino la principal, es el propio Mauricio. Se trabaja mucho en el discurso aunque la gente crea que somos personas que sólo ponemos palabras en su boca. El es muy activo en la preparación de sus disertaciones. Es una persona mucho más completa y capaz de lo que se cree. Como tiene un perfil tan sencillo, se tiende a subestimarlo mucho. De hecho, hace pocos meses atrás muchos lo despreciaban diciendo que no entendía como era el poder, que tenía que hacer tal o cual alianza. Y se hicieron cosas distintas a lo que la "intelligentzia" decía que había que hacer y así terminamos ganando Ciudad, Provincia y Nación. Todo eso liderado por un político que se supone no entiende mucho la cosa. La política no se juega siempre de la misma manera: vivimos un cambio de época, que por supuesto no inventamos nosotros, que todavía cuesta entender. Es lógico: el pensamiento atrasa, siempre entendemos tiempo después lo que a uno le va pasando.

- ¿Sí se puede esperar el martes que Macri no hablará más de 3 horas como solía hacer Cristina Kirchner?

- Ehh, recomendaría que por las dudas lleven un sanguche...

- ¿Cree que aún le falta mejorar su oratoria?

Bueno, todos tenemos dificultades para hablar en público. Y Mauricio no es una persona naturalmente dotada para eso. Lo sabe y ha logrado mejorar mucho. Es un universo distinto al culto de la personalidad. Ni él ni nadie del equipo está interesado en transformarlo en una persona extraordinaria y superior. Hace un siglo ocurría eso. Todo el peronismo, un movimiento basado en el nombre de un líder que murió hace 40 años, pero cuyos seguidores siguen refiriéndose a sí mismos como conducidos por un muerto. Hay una tendencia al culto a la personalidad que forma parte de una época que ha cambiado, no como una crítica al peronismo, ya que ocurre en todas partes del mundo donde surgen liderazgos más horizontales.


      Embed


Tags

Comentarios Facebook