martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Política
28 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

"El papa Francisco no es kirchnerista ni de Cambiemos"

0
Comentarios


Según el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el Papa "no es un dirigente político argentino" y salió al cruce de las críticas formuladas por su frialdad en la entrevista que sostuvo en Roma con el Presidente.

El papa Francisco no es kirchnerista ni de Cambiemos
Foto:

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, afirmó que el Papa Francisco "no es un dirigente político argentino", al cuestionar las críticas formuladas al pontífice por la frialdad de la entrevista que mantuvo en Roma con el presidente Mauricio Macri.

"¿Qué nos pasa a los argentinos que tenemos que atacar a aquellos que logran cosas increíbles? El Papa no es un dirigente político argentino. Tenemos que entender eso. No es ni kirchnerista ni de Cambiemos. No es más amigo de uno o de otro. Es el Papa. Su misión excede ampliamente las divisiones de la política argentina", afirmó el funcionario. En un mensaje que publicó en Facebook, titulado "El Papa de todos", el funcionario macrista pidió: "No sólo recemos por él, cuidémoslo también. Es nuestro Papa, es el Papa de todos".

Señaló que "el Papa Francisco es el hombre más importante que haya surgido de nuestras tierras" y que "no sólo es el primer Papa latinoamericano, sino que se ha transformado en una referencia moral y espiritual mundial, inmensamente querido y admirado por toda la humanidad".

"Es más, le pidió al Presidente Macri que trabaje para unir a la argentina, preocupado por la división que se ha generado", resaltó el jefe de Gabinete y subrayó que el sábado "empezó una nueva etapa en la relación del Gobierno argentino con el papa Francisco", que surge "del consenso de la necesidad de una relación más institucional menos politizada y de menos manoseo".

"Una etapa -prosiguió- en la que los principales acuerdos surgen de implementar en la Argentina los ejes de su mensaje pastoral: la unidad y la paz, la lucha contra las drogas y el narcotráfico y la búsqueda de una sociedad sin exclusión y sin cultura del descarte".

Pidió que recen por él

Peña señaló que "al final de la visita" en el Vaticano, que duró 22 minutos, cuando les entregaba una medalla de recuerdo "y a Juliana (Awada) un rosario para Antonia" les dijo a cada uno que rezaran por él.

Peña se quejó de que luego de la entrevista, a la que calificó de "emocionante", empezaron a notar "interpretaciones sobre si había durado mucho o poco, si había sonreído más o menos", lo que lo llevó a pensar "lo difícil que somos a veces como país". "Fue muy lindo poder compartir ese momento no sólo con nuestro equipo sino también con tres gobernadores, dos de los cuales son de otra fuerza política", destacó.

      Embed

Comentarios Facebook