viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
29 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Para Lussich, "solo es mejor"

0
Comentarios


Apenas abandonó el ciclo de la tarde, el periodista se despachó con algunas bombas para justificar su salida. Además del cable, se sumará a la mesa de Polémica en el Bar.

Para Lussich, solo es mejor
Foto: Walter Papasodaro/Diario Popular
Foto:

Para Rodrigo Lussich, Infama ya es historia. Sin embargo, el conductor dejó mucha tela para cortar, al momento de hacer balances. Sin ir muy lejos, en diálogo con La Once Diez, se despachó directo, casi emulando sus clásicas bombas.

"En la medida que pueda manejar el timón de mi carrera, prefiero conducir solo". "El programa tendía a un lugar que no me gusta, prefiero algo más relajado, no tan tenso y con sangre". "Salvo los noticieros el doble comando no da para más", fueron algunas de sus picantes definiciones de las que separó a su coequiper al momento de explicar su alejamiento.

"No me molestó compartir mi labor con Pía Shaw", advierte, "La gerenta del canal sentía que tenía que ponerme una novia, Pía se ubicó perfecto en su rol y yo soy un tipo que dice que si a las propuestas", aseguró. Lussich reconoció que la decisión de abandonar la tarde en América ya había sido anunciada con anterioridad. "Yo no soy de especular, cuando comuniqué oficialmente mi salida del programa empezaron las propuestas", aclaró quien, sin vanagloriarse de su forma reveló además: "Es muy mío esto de necesitar revoluciones, cambios, mi salida de Infama iba más allá de lo laboral".

Tal determinación le dio algunos dividendos, Rodrigo continuará en el cable (canal 26) con la actualidad, pero también tendrá la chance de sumarse a la mesa de Polémica en el Bar, con la ilusión de dejar su impronta. "Mañana tenemos un ensayo al aire, la idea al principio es integrarme a la discusión en la mesa, compartir los temas, y tirar alguna que otra bomba cuando la haya", explicó, conforme con el buen vínculo que mantiene con Mariano Iúdica, una de sus figuras. "Trabajé con él y manejamos buena complicidad", confió Lussich entusiasmado, con el desafío.

Lejos de parecer necio, el periodista, no ocultó sus temores, aunque orgulloso reveló su modo de vida al momento de encarar la profesión. "Tengo el ego bien puesto y no me paralizo jamás. Si no fuera así, no hubiera podido reemplazar a Santiago del Moro. No duraba ni dos días", concluyó.

      Embed

Comentarios Facebook