sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
02 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

“Gatillo fácil”: 21 años de cárcel para ex subcomisario

0
Comentarios


El hecho, atribuido a un caso de gatillo fácil, ocurrió en la ribera de Quilmes en marzo de 2013 y les costó la vida a Javier Alarcón, de 15 años, y a David Vivas (21), dejando herido a Marcelo Luque (23).

“Gatillo fácil”: 21 años de cárcel para ex subcomisario
Foto:

Un ex subcomisario de la Policía Bonaerense fue condenado a 21 años de prisión por el crimen de dos jóvenes y haber intentado matar a un tercero, en un incidente ocurrido en marzo de 2013 en la zona de la ribera de Quilmes y que fue atribuido a un caso de gatillo fácil.

El fallo recayó sobre Alfredo Veysandaz (de 63 años), al término de un debate que estuvo a cargo del Tribunal Oral Criminal Nro. 1 de Quilmes, que lo halló culpable de "tres homicidios simples, uno en grado de tentativa, agravados por el uso de arma de fuego'. La abogada de la Coordinadora contra la Represión Policial (CORREPI), María del Carmen Verdú, que ella había pedido una condena a prisión perpetua por considerar que el homicidio estaba agravado porque el imputado era miembro de una fuerza de seguridad.

'Nunca aplican este agravante porque es un homicidio que se convierte en un crimen de Estado. Para nosotros era importante dejar en claro que es un caso de gatillo fácil', sostuvo la letrada, aunque destacó que 'veintiún años de prisión no es una pena que se aplique todos los días'. La condena fue casi cercana a lo solicitado en los alegatos por el fiscal Fernando Celesia, que había reclamado 23 años de cárcel. En tanto, la defensa del policía, a cargo de Américo Santillán, había solicitado su absolución por considerar nulo todo lo actuado en la instrucción.

El hecho ocurrió a las 7 del 3 de marzo de 2013, en la ribera de Quilmes, cuando Javier Alarcón (15), David Vivas (21) y Marcelo Luque (23) caminaban junto a otros cuatro chicos, luego de haber salido de un boliche de la zona. En esas circunstancias, un auto los rozó en una zona sin veredas y los jóvenes comenzaron a insultar al conductor, que resultó ser el policía.

Cuando el subcomisario Veysandaz se bajó, vistiendo ropa de civil, uno de los muchachos le pidió un cigarrillo o dinero, por lo que se generó una discusión durante la cual uno de los jóvenes le pateó una rueda del auto. En ese momento, el conductor tomó su arma de adentro del vehículo y comenzó a disparar, provocando la muerte inmediata de Alarcón y Vivas y heridas a Luque.


      Embed


Comentarios Facebook