lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Política
01 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Los gobernadores que ayer abrieron las sesiones

0
Comentarios


Al igual que Macri hizo a nivel nacional, once gobernadores inauguraron ayer las sesiones ordinarias de sus respectivos poderes legislativos en cuyos discursos hubo críticas a las herencias recibidas.

Los gobernadores que ayer abrieron las sesiones
Foto:

L os gobernadores de Chaco, Domingo Peppo; de La Rioja, Sergio Casas; de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Santa Cruz, Alicia Kirchner; de Tierra del Fuego, Rosana Bertone; y de Tucumán, Juan Manzur, tuvieron su bautismo a la hora de abrir el año de trabajo en las legislatura locales.

En tanto, los mandatarios de Chubut, Mario Das Neves; y de La Pampa, Carlos Verna, volvieron a pronunciarse ante el pleno de las cámaras, ya que habían gobernado sus provincias con anterioridad y en diciembre pasado regresaron a sus respectivas casas de gobierno; mientras que sus pares de Corrientes, Ricardo Colombi; de Formosa, Gildo Insfrán; de Río Negro, Alberto Weretilneck; continúan en sus cargos consecutivamente.

Con protestas gremiales en las inmediaciones de la Legislatura santacruceña, Alicia Kirchner llamó a reflexionar "juntos sobre la situación de la provincia, su contexto, y estado actual" y pidió el compromiso de cada uno de los legisladores y ciudadanos para poner "nuevamente de pie" al Gobierno local.

Tras destacar que "los males" que afectan a Santa Cruz "vienen de años", la gobernadora se refirió a su antecesor, Daniel Peralta, al manifestar que fue "parte del mismo árbol, pero las ramas son diferentes".

"A los impacientes les pido que tengan un poco de toda la paciente que tuvieron hasta el pasado 10 de diciembre. Encontramos Santa Cruz degradada en aspectos centrales, encaminada a su propia destrucción", lamentó la mandataria patagónica, al tiempo que se dirigió a los gremialistas y los instó a que "no pidan" que la Gobernación actúe "como paragolpes protector de las malas políticas del Gobierno de Mauricio Macri".

A su turno, el radical Colombi señaló que su provincia se siente "parte del cambio", pero también envió reclamos a la Casa Rosada: "Venimos de un Gobierno que nos discriminó por pensar distinto. Ahora Corrientes se sumó a los tiempos de cambio que se viven en el país, es una provincia pujante y activa", sostuvo.

"No hay rebenque ni billetera que sirva para poner de rodillas al pueblo correntino. Hoy iniciamos una nueva etapa, sin rencores ni deudas pendientes que cobrar. Los argentinos tenemos un nuevo Presidente, contribuimos a su triunfo, y nos sentimos parte del cambio que se está empezando a gestar en el país. Pero no somos de extender cheques en blanco, mucho menos ser obsecuentes o genuflexos. Nuestro compromiso primario es con el millón de correntinos", afirmó.

En Chaco, Peppo resaltó "las bases en materia política, económica y tecnológica" que le dejó su antecesor, Jorge Capitanich, aunque también ratificó su sintonía con Macri: "El crecimiento de nuestra provincia no puede detenerse por una persona, por un gobierno o por un partido político. Ser oposición al Gobierno nacional no debe ser motivo de separación", apuntó.

"Me van a ver las veces que sean necesarias en Buenos Aires. Eso no me hace menos peronista, ni macrista; me hace gobernador del Chaco", subrayó el mandatario.

Por su parte, Insfrán inauguró las sesiones ordinarias de la Legislatura formoseña por vigésima primera vez consecutiva y en su discurso apuntó contra Macri, al asegurar que el "escenario de pobreza y marginación ratifica la falsedad de la teoría del derrame en la que algunos siguen creyendo".

"Culpar a los pobres de su pobreza es un pensamiento simplista y falaz, que solo busca dar tranquilidad de conciencia a quienes, con su accionar, perpetúan las injusticias. La inclusión o descarte de seres humanos es el dilema más importante de este tiempo", resaltó, a la vez que destacó los "avances sustanciales" logrados durante los últimos tres períodos en los que la Presidencia estuvo en manos del Frente para la Victoria.

La fueguina Bertone hizo hincapié en el "caos económico y presupuestario" que tiene la jurisdicción austral y señaló que el Estado provincial está "casi paralizado y carente de planificación", a la vez que planteó que "la realidad" que enfrenta "es más grave" de lo que suponía.

"Sé que cuatro años u ocho no son suficientes para dejar atrás todos nuestros problemas, pero sí son posibles para establecer las bases de una provincia mejor. Tierra del Fuego es la provincia que tiene mayor cantidad de recursos del país, es la que recibe mayor cantidad de recursos coparticipativos por persona, pero también somos la segunda jurisdicción que invierte menor cantidad de recursos en infraestructura", reconoció.

Mientras, el gobernador Manzur afirmó que "lo mejor que le puede pasar" a la provincia y al NOA "es que el Gobierno nacional haga una excelente gestión", al tiempo que reclamó que todos los distritos reciban "igual trato" por parte del Ejecutivo.

      Embed



Comentarios Facebook