lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
02 | 03 | 2016
Imprimir
Autentar
Reducir

“Soy un laburante que ejerzo mi oficio las 24 horas”

0
Comentarios
Por Guido Gutiérrez Mónaco

Arturo Bonin protagoniza Tarde, una obra teatral sobre aceptar al gay

“Soy un laburante que ejerzo mi oficio las 24 horas”
Foto:

Hace 30 años hice una película llamada "Otra Historia de Amor" que abordaba la temática gay. Y si bien muchas cosas han cambiado con respecto a la mirada del otro y la homosexualidad, creo que hay muchas otras que aún siguen presentes en la actualidad", sostiene Arturo Bonín, quien protagoniza la obra teatral Tarde en el teatro Timbre 4 de la calle México 3554, los lunes a las 20.30 hs. Luego, agrega: "La obra me sedujo porque es un tópico sobre la que ya trabajé y creo que hemos evolucionado en materia de derechos para las personas que se enamoran del mismo sexo, pero aún hay una cierta parte de la sociedad que sigue reticente a aceptar el cambio en la aceptación de los otros tal y como son".

Lorena Barutta, directora de la obra Tarde, tiene una diferencia de edad abultada con Bonín (72). Sin embargo, el actor sostiene que "a pesar de que ella tiene la edad de mi hija, nos entendemos perfectamente. A mi edad, me gusta poder seguir encontrando miradas renovadoras que me acerquen a poder contar las cosas de modos distintos. "Lore", como me gusta decirle, tiene algunas observaciones que son maravillosas y muy enriquecedoras. Además, el resto del elenco son todos jóvenes y es que como que yo absorbo la energía que ellos emanan. Me hacen sentir un hombre activo y que con muchas ganas de seguir actuando".

Hombre de una vasta y reconocida trayectoria, siente que "no me voy a retirar nunca. Si bien ahora está en vigencia la Ley del Actor, yo creo que los actores no nos jubilamos nunca. Pero para eso es clave también rodearse de gente lo más heterogénea posible, porque tanto gente joven como adultos tenemos muchos para contarnos mutuamente. Ese creo que es uno de los principales motivos que me ayudan a no bajar los brazos, porque la energía de un actor es clave".

Por el momento, la televisión no está en el horizonte laboral de Bonín: "No tengo ninguna propuesta para la pantalla chica. No me desespera para nada porque un hombre a mi edad ya vivió muchos vaivenes laborales. Estoy a la espera del estreno de dos películas en el cine que ojalá sucedan dentro de poco tiempo".

En cuanto al reconocimiento del mundo artístico, el actor declara que "me siento profundamente agradecido a que me sigan teniendo en cuenta para encarar nuevos proyectos. Por ejemplo, un día estaba en mi casa y me llamó Claudio Tolcachir para que una a la obra "Tarde" y me junté para leer el libreto y me encantó. Eso significa que aún estoy presente en la cabeza de productores y que mi edad no es un impedimento para poder seguir trabajando".

Se reconoce como un enamorado del teatro: "Amo la actividad teatral porque es un hecho vivo en un marco de ficción. Tanto el público como los actores mienten que se creen lo que está sucediendo arriba del escenario. Si bien hay un marco de repetición importante, ninguna función es igual a la otra. La relación que se establece entre los actores y el público es un espacio donde se vive una magia especial, porque se está frente a frente sin nada de por medio. Definitivamente, soy un profundo enamorado del acto artístico vivo porque además nos obliga a entablar una conexión entre los actores para que juntos podamos contar aquello que queremos".

A la hora de analizar el momento cultural argentino, no duda un instante: "Estamos en un momento explosivo donde están naciendo cosas todo el tiempo. Me gusta que en los barrios se estén creando grupos artísticos que unan a las personas detrás de un objetivo en común. Argentina es un país con gente muy creativa. No es casualidad que muchas novelas y libretos nacionales sean comprados por inversores extranjeros. Tenemos que confiar un poco más en nosotros y en nuestras cualidades. Y si bien estamos en un momento de conflictividad social importante por temas políticos, no debemos dejar que eso influencie negativamente en nuestras ideas de unirnos para seguir trabajando juntos".

Al ser consultado acerca de cómo se define a sí mismo, declara que "soy un laburante que ejerce un oficio durante todo el tiempo. Ser actor es un trabajo para el que no hay feriados ni descanso porque puede ser que esté en la calle viendo cómo un hombre maneja un camión para tratar de aprender el funcionamiento y algunos detalles que puedan servirme el día de mañana para hacer algún personaje".

      Embed

Comentarios Facebook