viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
03 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Condenado por besar en la mano a una menor

0
Comentarios


Ocurrió en Saladillo. Un hombre fue condenado a seis meses de prisión, aunque la pena puede quedar en suspenso.

Condenado por besar en la mano a una menor
Foto:

Un hombre fue condenado a seis meses de prisión por el delito de abuso sexual, por haber besado por la fuerza la mano de una menor de 15 años, en la ciudad bonaerense de Saladillo en 2014, informó ayer una fuente judicial.

Se trata de Walter René Bóveda, de 52 años, a quien el juez en lo correccional de La Plata, Eduardo Esquenazi le fijó ayer esa pena, que quedará en suspenso si el hombre "establece residencia con control del Patronato de liberados, concurriendo trimestralmente" y si se abstiene "del consumo de bebidas alcohólicas y de tener todo tipo de contacto con la víctima".

El hecho que motivó esta condena ocurrió la noche del 10 de marzo de 2014, en una despensa de la localidad de Saladillo, cuando una adolescente de 15 años, hija del propietario, atendía el local.

Bóveda compró dos botellas de cerveza y cuando la menor le entregó el vuelto de su pago, el hombre sorpresivamente la tomó del brazo y le besó la mano por la fuerza, tironeando a la adolescente hacia su cuerpo, a la vez que le decía que ella "debería haber sido la reina de Saladillo".

El juez tuvo en cuenta para aplicar la pena el testimonio de la menor que destacó que al momento del hecho estaba sola porque su padre se había retirado un momento y que al ingresar el imputado a la despensa percibió su aliento etílico.

"Al perpetrarse el hecho delictivo se afectó la integridad sexual de la víctima y le generó un cuadro de llanto y angustia", destaca el fallo.

La defensa de Bóveda argumentó que el gesto de besarle la mano fue "un trato de reverencia" lo que fue calificado por el magistrado como "inconsistente" ya que "nadie reverencia a una mujer valiéndose de su fuerza para retenerla, por el contrario, frases como las exteriorizadas para cometer el hecho, decir que la menor debería haber sido reina de belleza, al tiempo que la besa, denotan el fin libidinoso perseguido".

Como atenuantes se tuvo en cuenta "el estado de ebriedad del imputado, que redujo su capacidad de reflexión al momento de cometer el hecho, y que los besos fueron ejecutados en la mano de la víctima y no en sus partes íntimas".

      Embed


Comentarios Facebook