sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
General
03 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Dengue: denuncian abandono en Belgrano y Núñez

0
Comentarios


Denuncian desde Defendamos Buenos Aires la profunda preocupación por el estado de abandono, la basura depositada y los pastizales en vías del Ferrocarril Mitre, ramal Retiro-Tigre.

Dengue: denuncian abandono en Belgrano y Núñez
Foto:

La ONG Defendamos Buenos Aires junto a su titular, Javier Miglino, denunció que en los barrios porteños de Belgrano y Núñez hay profunda preocupación por el estado de abandono, la basura depositada y los pastizales que superan el metro de altura en la amplia zona de vías del Ferrocarril Mitre, ramal Retiro-Tigre.

"Cada día nos enteramos de nuevos ataques de mosquitos a casas y edificios de la zona e incluso la gente que cruza las vías para dirigirse desde la Avenida del Libertador hacia Cabildo o viceversa", dijo Miglino.

"Millones de mosquitos están al acecho merced a la falta de mantenimiento del césped desde hace varios meses, lo que da pastizales de más de un metro de altura, basura por doquier y un estado de abandono que es un caldo de cultivo peligroso para la propagación del dengue', enfatizó.

"Incluso con el comienzo de clases los chicos que van a la escuela por la mañana y por la tarde son atacados por mosquitos y el propio Normal 10 de la calle Tres de Febrero y Blanco Encalada tiene pastizales de 1,50 metros" remarcó el titular de la ONG.


Miglino aseguró que "La gente está muy preocupada y solicita que se dé inmediata atención al tema, toda vez que en Belgrano y Nuñez viven más de 400.000 personas y el dengue que sigue siendo una enfermedad potencialmente mortal, puede causar una verdadera tragedia" aunque puede ser combatida con mantenimiento, limpieza de la basura presente y fumigación adecuada.

"Por esta preocupación, la gente se presentará en la sede del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en Bolívar 1 y en la sede del Ministerio de Salud de la Nación, en la avenida 9 de Julio y Moreno, hoy a las 10, para exigir que se trabaje para prevenir el dengue en la zona de vías del Mitre, ramal Retiro-Tigre, a la altura de los barrios de Núñez y Belgrano", concluyó Miglino.

En la Ciudad se llevan registrados 216 casos

El Ministerio de Salud porteño confirmó ayer que en la Ciudad de Buenos Aires se registraron hasta ayer 216 casos de dengue, 62 de los cuales son autóctonos, aunque las autoridades admiten que la cifra podría ascender considerablemente en los próximos días.

La ministra de Salud de la Capital Federal, Ana María Bou Pérez, dijo que además de los 216 confirmados hasta la tarde de ayer, en la Ciudad existen otros "300 casos probables", lo que quiere decir que un primer análisis dio positivo y es altamente posible que un segundo test ratifique ese resultado.

Este panorama "está cambiando día a día", aseguró Bou Pérez en declaraciones a distintas radios porteñas, entre ellas La Red y Mitre: "Estamos trabajando en prevención (...) Todos los hospitales de la ciudad de Buenos Aires tienen consultorios febriles", expresó la funcionaria.

"Cualquier paciente con un cuadro de fiebre entra en estudio como caso probable de dengue o zika", explicó la ministra, que agregó que "la situación actual de brote es mayor que el de 2009", pero aclaró: "Hasta ahora, en la ciudad, no estamos teniendo casos muy graves".

Afirmó que tanto los pacientes que están internados como uno que se encuentra "en terapia en el hospital Muñiz", están en "buen estado y evolucionan bien".

La preocupación de las autoridades se centró en la presencia de 62 casos autóctonos, es decir, personas que fueron picadas por el mosquito transmisor de la enfermedad en la propia ciudad de Buenos Aires. Tanto el dengue, como el zika y la fiebre chikungunya tienen como vector el mosquito Aedes aegypti que crece en depósitos de aguas estancadas.

Por tal motivo, desde el Ministerio se intenta concientizar a los vecinos a que saquen todos aquellos recipientes que pueden generar acumulación de agua, propicia para la proliferación del mosquito.

"Esta es una enfermedad social que se previene individualmente y en forma comunitaria. En todos los domicilios tenemos asumidos sin darnos cuenta que un recipiente con agua es parte de nuestra vida y no lo consideramos peligrosos", dijo Bou Pérez.

"Este es un mosquito que se mueve habitualmente dentro de los domicilios y que pone sus larvas y se reproduce en el ámbito domiciliario", agregó la funcionaria, que recomendó a la población utilizar en forma preventiva repelente, sobre todo, durante las primeras horas de la mañana y cuando comienza la noche, "que es cuando pica el mosquito para alimentarse".

Bou remarcó que "estamos en pleno brote y nos queda marzo y abril, ya que el mosquito disminuye su actividad cuando empieza el frío. Se trata de una patología social y comunitaria, combatirla depende del ministerio y también de la comunidad, por los cuidados que hay que tener en los domicilios", consideró. En cuanto a la capacidad de los hospitales públicos de la Ciudad para combatir el brote, aseguró que todos cuentan con un consultorio de febriles en los que hay "un profesional capacitado para distinguir entre un paciente probable y otro con un tipo de fiebre ocasionado por otras patologías".

Por último, recomendó a todos los pacientes que tengan fiebre consultar a un médico o acudir a los hospitales, y advirtió que no se debe tomar "ni ibuprofeno ni aspirina, ya que el dengue produce alteraciones hematológicas que pueden ser acrecentadas" por este tipo de medicación, causando peligrosas hemorragias.



      Embed


Comentarios Facebook