jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Tenis
03 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Copa Davis: como siempre, perfil bajo y a luchar

Alberto Callegari
0
Comentarios
Por Alberto Callegari


Argentina no está para ser favorito ante ningún rival en la Davis, porque no puede agrandarse -no tiene con qué tampoco- aunque nadie puede darlo como fácil o ganable antes de tiempo.

Copa Davis: como siempre, perfil bajo y a luchar
Foto:

No se saldrá de sus valencias habituales el equipo argentino de Copa Davis en este 2016. En tanto y en cuanto no se pueda contar con el aporte de Juan Martín del Potro, el recorrido de Argentina en esta competición estará siempre atravesado por una paridad entre sus integrantes y con la mayoría de sus rivales. Y no tanto por las figuras de éstos, sino porque Argentina suele hacer pareja cada serie. ¿Qué quiere decir "pareja"? Que sus integrantes elevan el nivel y compensan en gran medida el déficit marcado por algún ocasional salto de calidad en el oponente, dicho ésto también teniendo en cuenta la superficie a jugar.

Es un lapso curioso el del tenis argentino traducido en un equipo de Copa Davis: la meseta por la falta de las grandes figuras de antaño se combina con una adaptabilidad de sus jugadores actuales a todo tipo de superficie, particularmente las rápidas.

Hay jugadores como Leo Mayer y ahora Guido Pella, uno de los que tendrán la chance de debutar oficialmente, más adeptos a las canchas duras y rápidas que a la arcilla, y ese es un buen detalle que no siempre sumó Argentina en su historia tenística, todo lo contrario. Argentina no está para ser favorito ante ningún rival en la Davis, porque no puede agrandarse -no tiene con qué tampoco- aunque nadie puede darlo como fácil o ganable antes de tiempo.

Será en esta época siempre Argentina un rival duro ante cualquiera, ganando o perdiendo. Por eso, en este nuevo arranque de temporada, en este 2016 donde como cada año renueva sus ilusiones de campeón aun sabiendo que las chances para hacerlo son pocas, el camino y su perspectiva son las mismas de estos últimos años.

Sin mirar más allá del objetivo que se coloca enfrente en lo inmediato. Paso a paso y serie a serie, Para ir avanzando en la medida de lo posible y hacer "la de 2015", donde haber protagonizado una semifinal de visitante fue más de lo calculado.

¿Qué puede pasar desde mañana ante Polonia? Superficie elegida por el rival a la que los argentinos no reniegan y pueden adaptarse casi con facilidad. Polonia duda por su mejor jugador y a ciencia cierta no se sabe si "juega" con esconderlo o si realmente no podrá sumar a Janowicz, un ex 14º de mundo muy venido a menos por lesiones.

Polonia tiene su punto fuerte en el dobles Matkowski-Kubot que igualmente es ganable con el este año todavía inactivo Berlocq y quien Orsanic determine según los resultados de mañana, si Renzo Olivo con un 2-0 cerrando el viernes o bien Leo Mayer si la mano viene cambiada. El crédito está abierto para Argentina, y eso es importante.

      Embed


Comentarios Facebook