miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
04 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El Mellizo heredó la falta de gol que dejó el Vasco

0
Comentarios


De los ocho compromisos oficiales del año, Boca pudo marcar en dos. La racha se estira al verano, en el que anotó en dos encuentros de cinco. La contundencia en ataque es algo que deberá arreglar Guillermo.

El Mellizo heredó la falta de gol que dejó el Vasco
Foto: Jose Brusco / Diario Popular

El técnico ya no es más Rodolfo Arruabarrena, pero la herencia que dejó de la falta de gol en este 2016, la sigue padeciendo Guillermo Barros Schelotto, y es algo en lo que el nuevo cuerpo técnico deberá trabajar. Al Mellizo no hay nada que decirle, ya que sólo tiene un entrenamiento encima y así y todo mostró un planteo más ofensivo, a pesar de que la pólvora continúa mojada. En seis de los ocho partidos oficiales que disputó Boca en el año, el equipo no pudo meter la pelota dentro del arco.

La mala racha empezó en el verano, ya que de cinco encuentros amistosos, en tres no hubo tantos. Tras empezar convirtiendo frente a Emelec y Estudiantes (este último cotejo se perdió), vino una seguidilla tremenda sin festejos. En los amistosos pasaron River dos veces y Estudiantes. La intención del Vasco era que ése déficit termine con el inicio de la competencia oficial, pero éso, estaría lejos de ocurrir.

El primer partido por los porotos en el año fue ante Temperley, y el empate sin goles fue el gran protagonista. Luego, se disputó la final de la Supercopa Argentina, y el 4 a 0 de San Lorenzo fue un golpe tan duro como histórico. Tras esa paliza, vino otro revés, en este caso ante Atlético Tucumán, que se impuso por 1 a 0 en plena Bombonera. Todo iba mal para el Xeneize y Arruabarrena tambaleaba.

Sin embargo, ante San Martín de San Juan, llegaría el primer festejo oficial en el 2016, con el triunfo por 1 a 0, con el único gol de Carlos Tevez. Ahí se cortó una racha de seis partidos sin festejos (contando amistosos y oficiales). El problema parecía resuelto con la goleada por 4 a 0 a Newell's, pero esos dos partidos demostraron ser un espejismo, ya que la sequía volvió con Deportivo Cali, y Racing en dos ocasiones. La herencia que dejó el cuerpo técnico anterior, sigue pesando...

      Embed


Comentarios Facebook