lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Vida
07 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El primer año, todo un desafío

0
Comentarios


El inicio de la escuela primaria representa un cambio estructural en el niño que obliga a un compromiso familiar y educativo. Comprender las reglas sin estigmatizarlas favorece el recorrido. El inicio del secundario tampoco escapa a esta idea. El apoyo de los padres es vital.

El primer año, todo un desafío
Foto:

Ante cualquier cambio puede aparecer el temor a lo desconocido. El comienzo de una nueva etapa escolar no es la excepción Cuando los niños ingresan en primer grado, es importante que logren una buena adaptación, para ello se trabaja tanto en el hogar como en el jardín de infantes ,de este modo llegara a esta nueva etapa con hábitos de disciplina y trabajo .

Es fundamental ajustarse a lo colectivo, frenar los impulsos , aceptar reglas y aprender pasar de la tolerancia a la frustración. En el jardín de infantes, y posteriormente en el preescolar, el niño va a ir desarrollando las áreas sensoriales y motrices necesarias para el aprendizaje escolar.

Establecer contactos con otros niños ayuda no sólo a la socialización sino también a adquirir hábitos, ejercitar funciones, utilizar materiales apropiados, todo esto lo prepara para la futura instrucción.

Los primeros problemas

Se pueden generar conflictos y ansiedades en hechos aparentemente 'sin importancia', como la burla de algún compañero o una experiencia negativa en el camino a la escuela.

Y puede haber también un desajuste que se produce porque el niño no está maduro para el aprendizaje de la lectura y la escritura.

No sólo debe poseer una edad mental acorde a la cronológica, sino que también toda su conducta tiene que responder a esa edad , el niño necesitará aceptar con madurez los requerimientos sociales del primer grado. Tanto en su hogar como en el preescolar, el chico capta que se lo valora por si mismo, en cambio en la escuela, siente que se lo califica con notas y números.

Generalmente el niño tiene la expectativa de encontrar en la primaria la misma 'atmósfera afectiva 'del jardín, pero se encuentra con una disciplina muy diferente, por eso es importante anticipar esto y prepararlo.

Muchos papás comenten el error de equiparar la escuela a una penitencia al no comportarse correctamente por eso es bueno remarcar que la escuela es un privilegio para su edad , no un castigo y de ninguna manera un deseo de apartarlo de hogar. Estas situaciones provocan ansiedades, conflictos y son muy perjudiciales.

De esta preparación depende que los niños puedan disfrutar de esta nueva etapa que les abrirá un mundo maravilloso de conocimiento, aventuras , excursiones y nuevos amigos.

¿Sólo con la primaria?

La iniciación de una nueva etapa escolar y lo que conlleva, no se ajusta únicamente al ingreso del primario. Que el alumno se adapte correctamente a estos cambios puede ser determinante en el éxito o fracaso escolar en esta nueva etapa y en el posterior paso del estudiante a niveles educativos superiores.

Por eso, el papel que deben desempeñar las familias durante el primer año de secundaria debe ser participativo y activo para facilitar aun dentro de la independencia que se le da al alumno, su adaptación e integración social y académica.

Asesoró: Lic. Sandra Pettovello (Consultora psicológica)

      Embed



Te puede interesar

Comentarios Facebook