jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 22° H 33.0%
06 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Puma Goity: “No se puede vivir conmigo”

Sergio Pjaseczny
0
Comentarios
Por Sergio Pjaseczny


Por amor se tira a la pileta sin chequear si hay o no agua. Pero tiene claro que no puede convivir y que no es fácil compartir con él el día a día. Dice que hace lo que siente y que ser valiente no es agarrarse a piñas sino “bancarte lo que sos”.

Puma Goity: “No se puede vivir conmigo”
Foto:

El Puma Goity responde con la honestidad, la lucidez y el humor que lo caracterizan a cada uno de los interrogantes que se le plantearon en este reportaje.

l Cuando le dicen que no vale la pena intentar algo ¿hace caso de lo que le dicen?

-Yo le hago caso a lo que siento, porque siempre vale la pena intentar hacer lo que se siente, salga como salga.

l ¿Qué lo pone de muy mal humor?

-La desconsideración. Los que no tienen conciencia del otro y se creen el centro del mundo. Uno de los defectos más grandes que tenemos las personas es creer que nuestro problema es un problema mundial.

l En su vida, ¿qué se le pasó como un soplo?

-Mi propia vida.

l Para usted, ¿el futuro es aquí y ahora o dentro de un ratito?

-El futuro no existe. Sólo tenemos el presente. Hoy, estamos. Mañana, qué sé yo.

l Si algo le sale mal, ¿baraja y de nuevo o intenta otro juego?

-Si algo me sale mal, lloro, me levanto, le doy para adelante y busco otra cosa.

l ¿En qué es influenciable?

-La verdad, en muy pocas cosas.

l ¿En qué se advierte intransigente?

-En la forma de educar a mis hijos.

l ¿Qué hace que su vida cobre sentido?

-Levantarme cada mañana, saber que mis hijos están bien y seguir sintiendo amor por lo que hago.

l Desde su perspectiva, ¿qué experiencias debe atravesar todo hombre?

-Creo que no podés pasar por este mundo sin intentar hacer lo que te gusta, siempre que tengas la posibilidad. Si sos parte de los que tienen la oportunidad y no hacés lo que te gusta, viviste al pedo.

l ¿Es uno el estricto responsable de esa cuestión?

-Absolutamente. No hay que tirar la pelota afuera. La valentía no pasa por agarrarte a piñas, ser valiente es bancarte lo que sos.

l ¿Qué aspiraciones infantiles le quedaron en el tintero?

-No vivo lamentándome por lo que pasó. No me quedo atrapado en el ayer. Me siento orgulloso de mi pasado y lo tengo presente, pero lo que no se dio, no se dio y punto. Además, lo que yo era en la infancia no tiene que ver con lo que soy ahora. Lo que te puedo decir es que no tengo asignaturas pendientes.

l La fe, ¿mueve montañas?

-Para mí, la fe es el deseo. Dicho esto, considero que el deseo te hace vivir un poco mejor esta vida de mierda.

l ¿Qué activa su emoción?

-La valentía de la gente.

l ¿Ante quiénes se pone de pie?

-Ante los que no se quejan, ante los que no le echan la culpa a los demás de lo que no les salió y se la bancan y ante los que crecen por sus propios medios. A esas personas, mis respetos y mi admiración.

l ¿Ve la vida en blanco y negro o con matices?

-Veo la vida en color todo el tiempo.

l ¿Qué cree que hay muy pero muy dentro suyo?

-El chico de Palomar, lleno de emociones, con ganas de treparse a los árboles y jugar.

l Y ese chico, ¿está intacto?

-Está cagado a palos, pero sigue vivo.

l ¿Hasta qué punto cree conocerse?

-No tengo el gusto (risas).

l De usted, ¿qué le sorprende?

-Casi todo. Vivo sorprendiéndome de mí.

l Defina la vida en pareja.

-La vida en pareja es gloriosamente amorosa y aburrida (risas).

l ¿Cuesta más hacer o deshacer un matrimonio?

-¡Hacerlo! Hay que tener huevo para construirlo. Deshacerlo es facilísimo. Cualquier pelotudo lo deshace en dos minutos.

l Por amor, ¿es de tirarse a la pileta sin medir el caudal de agua que tiene?

-Sí. De lo contrario no sería amor, sino pura racionalidad y la racionalidad y el amor no tienen nada que ver.

l Si alguna vez le tuvo que decir a alguien que no lo quería más, ¿lo expresó con todas las letras o actúo con diplomacia?

-Nunca dije eso ni lo voy a decir, porque lo considero muy despiadado. No hace falta. A buen entendedor, pocas palabras. Hay que ser muy sorete para decirle en la jeta a alguien que no lo querés más. Si quisiste de verdad, dáselo a entender, no seas tan cruel.

l Si fuera mujer, ¿elegiría un tipo como usted para convivir?

-No lo sé. Lo que tengo claro es que yo no puedo convivir y que no se puede convivir conmigo (risas).


      Embed


Comentarios Facebook