lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Política
05 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Avruj: "Nunca sostuvimos la teoría de los dos demonios"

0
Comentarios


El secretario de Derechos Humanos de la Nación criticó al kirchnerismo por "apropiarse" de las luchas por los derechos humanos y dejó de lado la "agenda de derechos económicos, culturales y sociales del presente".

Avruj: Nunca sostuvimos la teoría de los dos demonios
Foto:

El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, rechazó que el Gobierno sostenga la "Teoría de los dos demonios" y aclaró que "cuando se habla de políticas de Memoria, Verdad y Justicia se juzga al Estado porque es el que incumple y profana los Derechos Humanos".
 
"Los signos que estamos dando demuestran que seguimos trabajando con Memoria, Verdad y Justicia. Nosotros nunca sostuvimos la "teoría de los dos demonios", destacó en una entrevista con NA.
 
Al respecto, señaló que el pase a la clandestinidad de Montoneros, ERP y otros "grupos ideologizados" fue una "decisión" que él no comparte pero que en cualquier caso constituyó una "dimensión" de la "violencia" fomentada desde el Estado.
 
Por otra parte, el funcionario nacional embistió contra el kirchnerismo al subrayar que en los doce años anteriores hubo una "apropiación" de los Derechos Humanos, en tanto y en cuanto se dejó de lado la "agenda de derechos económicos, culturales y sociales del presente".

Pasajes de la entrevista

-Algunos sectores denuncian una "apropiación" de los derechos Humanos por parte del kirchnerismo. ¿Cuál es su mirada?
Los derechos humanos son de la gente y no de un Gobierno. El Estado debe proteger y promocionar los derechos y pautar el desarrollo humano. En la Argentina, hubo una apropiación de la agenda de derechos humanos porque se dejó de lado la agenda de derechos económicos, culturales y sociales del presente. 

- ¿Cuáles son las deudas en ese sentido?
 Hay deudas enormes en el sistema penitenciario que es altamente ineficiente. Hay enormes bolsones de pobreza con una marginalidad absoluta, una total marginación de los pueblos originarios en estos 12 años de Gobierno. Hay también una brecha muy grande entre las leyes y la realidad en lo que refiere a los derechos de la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales), y una deuda muy grande en lo medioambiental.
 
 -¿Qué actos oficiales se están preparando de cara al 24 de marzo? -
El acto oficial será el 19 en el Espacio de la Memoria. Se definió esto para dejar liberado el 24 y que la gente pueda hacer la marcha como siempre se hizo. (El acto del 19) Va a ser un acto conmemorativo, de reflexión. 

- ¿La aplicación del llamado protocolo "antipiquete" no podría eventualmente lesionar la libertad de expresión? -
Estamos en una nueva etapa de la Argentina. Yo defiendo absolutamente el derecho a la protesta social. Es un derecho inalienable. Los argentinos tenemos que aprender a convivir respetando los derechos de unos y otros, sin plantearnos jerarquías de derechos. No debe haber colisión de derechos. Tenemos que garantizar que no haya represión, pero también debe garantizarse los derechos de las personas que quieren ir al trabajo, al estudio o a los hospitales. Tenemos que ir hacia la construcción de una sociedad pacífica.

 - Algunos sectores del kirchnerismo aseguran que el Gobierno quiere reflotar la teoría de los dos demonios. ¿Cuál es su respuesta?
Es un absurdo y es parte más del resabio de la política del miedo y de no querer entender que han perdido el poder. Los signos que estamos dando demuestran que seguimos trabajando con Memoria, Verdad y Justicia. Nosotros nunca sostuvimos la "teoría de los dos demonios".
 
- ¿Qué piensa sobre la violencia armada por parte de grupos militantes que luchaban contra la dictadura?
Cuando se habla de políticas de Memoria, Verdad y Justicia se juzga al Estado porque es el que incumple y profana los derechos humanos. Montoneros, ERP y otros fueron grupos ideologizados entendieron que a través de las armas y ubicándose en la clandestinidad podían cumplir sus objetivos. Es una decisión que no comparto pero es una dimensión de la violencia ejercida desde el Estado.

      Embed


Comentarios Facebook