domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Gremios
06 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

"Nunca fue un tema sólo de plata"

Any Ventura
0
Comentarios
Por Any Ventura


El nuevo director general de Cultura y Educación bonaerense explica por qué las clases iniciaron a tiempo este año.

Nunca fue un tema sólo de plata
Foto:

Alejandro Finnochiaro es el nuevo director general de Cultura y Educación bonaerense. En el mundo de la docencia se lo conoce como un excelente negociador, un político de carrera. Recibido de abogado en la UBA en 1993, tiene un posgrado y un Master en Educación. También es Doctor en Historia. Durante su gestión porteña se abocó a la tarea de normalizar la relación con los diecisiete sindicatos de la educación con jurisdicción en la CABA, que venía en muy malos términos con las gestiones anteriores. Se le atribuye un cambio de enfoque que repartió dividendos: pasó  de un estilo netamente confrontativo a uno de diálogo y negociación.

¿Qué pasó en la provincia de Buenos Aires que después de tantos años las clases empezaron a tiempo? ¿Qué hicieron de diferente usted y la gobernadora Vidal?

Se encaró el procedimiento muy seriamente porque queríamos que las clases empezaran a tiempo. Se trabajó dialogando, escuchando al otro. Nos pusimos en su lugar. Nuestra política es generar empatía y nuestro principal objetivo fue que comenzaran las clases.

¿No era un problema de dinero?

Any, una negociación es siempre un tema de actitud, no sólo de dinero. No hay ninguna negociación que no se pueda realizar si uno va creando relaciones personales. Voy a ser ministro de Educación por cuatro años y en el transcurso de mi gestión voy a tener que encontrarme y dialogar con los dirigentes del sector. Se trata de generar vínculos interpersonales que enriquezcan la discusión.

Entonces nunca fue un tema sólo de dinero. Sin embargo, hay sectores opositores que sostienen que hubo una "entrega" de los dirigentes sindicales.

Nunca fue un tema sólo de plata. Nosotros, ni aún en los momentos más difíciles, realizamos declaraciones disonantes o que caldearan los ánimos. No hubo ni un triunfo del Gobierno ni un triunfo de los sindicatos. Acá ganaron los chicos que pudieron volver a las aulas, empezar el año lectivo en tiempo y forma.

 
      Embed


 

Comentarios Facebook