martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
08 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El River de Gallardo, fuerte en el Monumental por Copas

Leonardo Peluso
0
Comentarios
Por Leonardo Peluso


Ganó la Sudamericana y la Libertadores haciéndose muy fuerte en su estadio y además de los dos clásicos internacionales que le ganó a Boca, metió 14 triunfos en los 17 encuentros que tuvo en la agenda copera.

El River de Gallardo, fuerte en el Monumental por Copas
Foto:

En las copas ser local debe significar jugar con uno jugador de más y River lo consiguió en todo este periodo de conducción de Marcelo Gallardo. Las estadísticas marcan la pauta, el 80 por ciento de efectividad: 13 victorias sobre 17 juegos, apenas dos derrotas y dos títulos conseguidos en Núñez. Pero el dato que no ofrecen los números es que de local se vieron las victorias más estridentes y las mejores actuaciones con dos clásicos ganados ante Boca que ya quedaron en la historia. Así es que el Monumental es para los rivales del Millo un adversario más que juega fuerte a la hora de los partidos de la Copa.

En la Sudamericana del 2014 fue letal y lapidario, liquidó todas las series en su estadio: cinco triunfos en fila, con solvencia y sin sufrimientos, incluso con resto porque en algunos partidos arrastraba victorias de ida en las visitas. La final ante Atlético Nacional y la victoria ante Boca sobresalen en una campaña perfecta. Fueron 5 victorias con 10 goles y en cuatro mantuvo el arco invicto. En el 2015 arrancó igual al ganarle a San Lorenzo la Recopa Sudamericana en un partidazo que se dio luego de perder 5-0 en el verano ante Boca.

      Festejo-de-River-ante-Guaraní.jpg

La Libertadores 2015 arrancó con problemas por los dos empates de local que complicaron la clasificación pero que mostraron un equipo arrollador en el juego que no se tradujo en la red ante Aurich y Tigres. En la fase final, más allá del mal partido ante Cruzeiro –primera derrota de local- que luego levantón con un partidazo en Brasil, River volvió a ser letal de local, incluyendo la victoria ante Boca, el equipo jugó muy buenos partidos ante Guaraní y Tigres en la final donde tuvo al Monumental de nuevo vestido de lujo para otra copa. 

En la Sudamericana 2015 el equipo estaba jugando mal y cansado por el trajín de la etapa inicial del año y un viaje a Japón incómodo. Sin embargo sus mejores juegos fueron por la Sudamericana en las dos victorias ante Liga de Quito y Chapecoense. El lunar negro fue Huracán. Ahora se viene San Pablo y ya lo dijo el DT: "De local no queda otra que ganar y hacernos fuertes en nuestra cancha", lo que pasó hasta ahora avalan a Gallardo y a la gente que volverá a llenar el estadio mañana.

      Embed

Comentarios Facebook