sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
10 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El parto que anunció Martino

Eduardo Verona
0
Comentarios
Por Eduardo Verona


A dos semanas del reencuentro con las eliminatorias para Rusia 2018, Gerardo Martino no provocó grandes sorpresas en las convocatorias. Desafectado Tevez y con los regresos de Messi y Agüero, ausentes en varios partidos por lesiones, la Selección está obligada a no perder ante Chile en Santiago y derrotar a Bolivia en Córdoba.

El parto que anunció Martino
Foto:

Corrían los primeros días de enero de este año. Y Gerardo Martino en una entrevista concedida a Clarín, manifestó una sensación que lo invadía con un puñado de palabras potentes y nada complacientes: "Todo el proceso de la Selección va a ser un parto permanente. Después de perder contra Ecuador vi la tapa de un diario y fue una síntesis. Me pareció algo exagerado. Pero es algo que yo no puedo cambiar. Son las reglas de juego. Fue toda una situación que me hace pensar que esto va a ser un parto permanente".

En esa lógica "del parto permanente" al que hizo referencia hace dos meses el entrenador de la Selección nacional, la dinámica del fútbol le exigió tener que realizar una nueva convocatoria de jugadores para los partidos por las eliminatorias del 24 de marzo ante Chile en Santiago y el 29 frente a Bolivia en Córdoba.

No iban a existir sorpresas. Y de hecho no existieron, más allá de la citación a Javier Pinola. Porque no puede calibrarse como una sorpresa que Carlos Tevez no haya sido llamado. Era un episodio cantado. Está jugando decididamente mal Tevez. Y cuando jugó para la Selección que conduce Martino, no hizo ninguna diferencia. Pasó desapercibido, lo que ya de por sí es una calificación sobre su aporte.

Tampoco puede interpretarse como una sorpresa el regreso de Sergio Agüero, después de jugar unos pocos minutos ante Ecuador, sufrir un desgarro en el biceps femoral de su pierna izquierda y perderse los 3 compromisos siguientes. Y menos aún fue una sorpresa la vuelta de Lionel Messi, ausente durante los 4 partidos de eliminatorias por una lesión en el ligamento colateral de su rodilla izquierda.

      Gerardo Martino


Sin Messi ni Agüero la Selección en esos 4 encuentros que disputó perdió 2-0 ante Ecuador en el Monumental, empató 0-0 contra Paraguay en Asunción, igualó 1-1 frente a Brasil en el Monumental y derrotó 1-0 a Colombia en Barranquilla, construyendo su mejor producción, a pesar de las urgencias que la acosaban y de los rumores insistentes que ponían a Martino en una situación de altísima vulnerabilidad si Argentina sumaba una derrota.

"Nunca pensé en renunciar", dijo el Tata Martino, abarcando la previa al cruce con Paraguay y al compromiso con Colombia. Pero la instalación de esas dudas que el ambiente fogoneó con una perseverancia aplicada, recién se disiparon luego del merecido 1-0 a Colombia. Allí apareció el equipo. Jugando bien durante los 90 minutos. Controlando a Colombia en campo propio y en campo adversario. Ganando con autoridad futbolera, en definitiva.  

Igual, la tabla de posiciones no le permite a Argentina respirar aliviado. Tiene 5 puntos, mientras que como líder Ecuador conquistó 12 unidades, Uruguay 9 y Brasil, Paraguay y Chile 7. La doble jornada que se avecina, de mínima, le impone a la Selección la necesidad de no perder frente a Chile y de ganarle a Bolivia.

Las presencias de Messi y Agüero (detrás del Kun esperan Gonzalo Higuaín y Paulo Dybala, en ascenso futbolístico permanente desde que partió a Italia en 2012, primero para incorporarse al Palermo y ahora en la Juventus) no garantizan victorias ni goles. En el fútbol nada está garantizado. Pero le abren las puertas a un potencial desequilibrio ofensivo que la Selección sin ellos no tiene. De hecho, en los 4 partidos de eliminatorias sin Messi ni Agüero, Argentina apenas conquistó 2 goles: Lavezzi ante Brasil y Biglia frente a Colombia.

      Gerardo Martino


Por otra parte, que Messi (sin dudas el mejor jugador del mundo) y Agüero continúan sin aparecer en la Selección en la misma dimensión de las calidades que muestran en el Barcelona y en el Manchester City, es una realidad inobjetable que sigue despertando grandes polémicas. Pero no habría que alarmarse. El fútbol siempre ha sido y será un estupendo escenario de voces disonantes e interpretaciones más o menos valiosas. Nadie, por más capo que sea, tiene la verdad revelada.

Los rendimientos de Messi con la camiseta argentina (salvo aquel 4-3 a Brasil con 3 goles de Leo en New Jersey el 9 de junio de 2012 y algún que otro partido) no fueron excepcionales. Es cierto, quizás Argentina sin Messi en Brasil 2014, hubiera encontrado dificultades insalvables para superar la primera rueda. En aquellos 3 partidos ante Bosnia, Irán y Nigeria, Messi convirtió 4 goles de los 6 que anotó la Selección. Pero igual no la rompió. Como no la rompió el equipo a pesar de haber jugado la final contra Alemania.

¿Qué piensa Martino? "De Messi permanentemente y partido tras partido se puede esperar algo nuevo. Como si el repertorio no se le acabara nunca. Hoy el nivel de jugadores que lo acompañan en el Barcelona es tan bueno como los jugadores que encuentra en la Selección. ¿Qué más se puede decir? Que nunca juega mal. De mínima, juega bien".  

Ese Messi que Martino admira, continúa expresando la gran esperanza de un fútbol mejor. Quizás lo que sorprende es que Martino plantea que en la Selección está tan bien acompañado como en Barcelona. La posibilidad de ver esta foto que el entrenador ya editó tiene fecha el 24 con Chile y el 29 con Bolivia. Después habrá tiempo para sacarle punta al lápiz.        

      Embed

        

Comentarios Facebook