sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Provincia
18 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Polémica por una muerte por falta de gastroenterólogo

0
Comentarios


El propio director del establecimiento sanitario dijo que no tienen esos especialistas “porque renunciaron en febrero y no hay interesados en vacantes”. La víctima fue un hombre de 50 años.

Polémica por una muerte por falta de gastroenterólogo
Hospital Interzonal Oscar Alende de Mar del Plata
Foto:

El fallecimiento de un hombre de 50 años en el Hospital Interzonal Oscar Alende de Mar del Plata (HIGA) tras no haber podido recibir la atención de un gastroenterólogo, generó una serie de cuestionamientos al establecimiento y al sistema de salud en general, entre ellos varias denuncias de médicos y el gremio de la salud en el ámbito bonaerense.

El director del Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) de Mar del Plata, Gustavo Galván, reconoció que no tienen gastroenterólogos porque "renunciaron en febrero y no hay interesados en las vacantes", luego de la muerte del paciente por la ausencia de médicos en la especialidad.

"El hospital tiene necesidades y le faltan cosas como camas e instrumentos que necesitan ser renovados", comentó Galván y aclaró que asumió en el cargo "hace treinta días y estas falencias vienen de gestiones anteriores".

"Los dos gastroenterólogos que había en el hospital renunciaron en febrero y desde entonces no pudimos cubrir esos puestos y no hay interesados en esa vacante", puntualizó. La jefa del servicio de emergencias y trauma del hospital, Andrea Potes, ya había advertido la situación la primera semana de febrero cuando a través de Facebook le pidió personal e insumos a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

"Sé que tiene una provincia en llamas, pero yo trabajo en un hospital en llamas y estoy agotada en pelear contra los molinos de viento", expresó la profesional en esa carta.

"Soy una ferviente defensora de la salud pública. Este es el único hospital de alta complejidad de la Zona Sanitaria VIII y hasta nuestras guardias están saturadas", indicó en otro párrafo.

El episodio se produjo el martes pasado, cuando un hombre de 50 años ingresó al centro de salud con una hemorragia digestiva alta y al no contar con especialistas gastroenterólogos ni endoscopio para ser atendido falleció a las pocas horas, según indicaron allegados y fuentes gremiales.

En ese marco, el titular de Asociación Sindical de la Salud de la provincia de Buenos Aires (Cicop), Alejandro Loreti dijo a la prensa que "hace más un mes que no tenemos gastroenterólogos ni endoscopio y nadie hace nada, porque estamos acostumbrados a llorar cuando se derrama la leche"."El paciente murió desangrado, mientras se le pasaban litros de sangre para salvarlo y parar su hemorragia pero fue en vano", aseguró indignado.

El secretario general a cargo de la Defensoría del Pueblo bonaerense, Marcelo Honores, aseguró que el organismo iniciará de oficio una investigación sobre el caso: "Los ciudadanos que recurren al hospital público son en su mayoría población sin otra cobertura de salud, por lo que las dificultades de acceso podrían generar mayores riesgo de enfermedades y de mortalidad".

En esa línea, reconoció que esta disposición se apoya en muchas normas elementales, ya que "el derecho a la salud, como derecho humano básico, está relacionado con el derecho a la vida, la integridad física y el bienestar de la familia".

Galván, director del hospital, explicó que se encuentran en la búsqueda de un profesional de esta especialidad desde hace más de un mes, pero que ninguno de los entrevistados aceptó el cargo. Solo quedaba uno en funciones, reveló, pero solicitó carpeta médica el jueves pasado.

Según distintos voceros y especialistas de salud, las malas condiciones en las que se encuentra el hospital marplatense no son una novedad.

Un testimonio de esto lo da la carta que la médica Andrea Potes dirigió a la gobernadora Vidal, donde relata que su lugar de trabajo 'está en llamas' y en su pedido de auxilio denunciaba una serie de irregularidades como 'una guardia saturada, pacientes internados en los pasillos arriba de camillas durante días, malas condiciones no sólo de atención médica por la gran demanda que supera nuestras posibilidades, sino incluso sin las condiciones básicas de higiene, más de 30 enfermos con sólo dos baños, sólo dos enfermeras para atenderlos".

      Embed


Comentarios Facebook