sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
18 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Disfrazados de policías hacían falsos allanamientos para robar

0
Comentarios


Dos delincuentes fueron detenidos en Del Viso, acusados de formar parte de una banda que se dedicaba a asaltar haciéndose pasar por efectivos con una placa de la PFA robada hace 11 años

Disfrazados de policías hacían falsos allanamientos para robar
Foto:

Dos hombres fueron detenidos en la localidad bonaerense de Del Viso acusados de formar parte de una banda de falsos policías que con una placa de la Policía Federal Argentina (PFA) robada hace 11 años hacían falsos allanamientos para cometer robos en casas particulares, informaron este viernes fuentes policiales.

La detención fue concretada anoche por efectivos de la comisaría de Del Viso y de la Coordinación Departamental Pilar, cuando una patrulla detectó que se estaba cometiendo un robo en una casaquinta ubicada en la calle 12 de Octubre y Ambrosetti del barrio De Vicenzo Grande de la mencionada localidad.

Frente al domicilio había estacionado un Renault Clio II sin ocupantes y con la llave de arranque colocada y cuando los policías se entrevistaron con la propietaria de la casa, la mujer les explicó que los delincuentes eran cuatro, estaban vestidos como policías y acababan de huir por los fondos.

La víctima contó que ella estaba en su casa con sus dos hijos menores de edad y el jardinero cortaba el pasto cuando los cuatro falsos policías entraron simulando un allanamiento pero luego comenzaron a amenazarlos, a exigirles dinero, a revisar toda la casa y que escaparon cuando vieron llegar el patrullero.

Los policías irradiaron un alerta y desde la Coordinación Departamental Pilar se envió apoyo para un rastrillaje y así se logró detener en la esquina de Moyano y Concordia a un primer sospechoso de 36 años quien al ver a los efectivos descartó una pistola Bersa calibre 9 milímetros y al ser requisado llevaba en un bolsillo una chapa pecho de la PFA que la banda solía exhibir para iniciar sus falsos allanamientos y, según se determinó, había sido robada a un agente de la fuerza en 2005.Asimismo, en poder del sospechoso se encontraron tres celulares que habían sido robados en la quinta del asalto y en una vivienda lidera a ese domicilio se halló tirada una pistola calibre 11.25 marca Ballester Molina con numeración limada.

Los rastrillajes siguieron en búsqueda de otro auto en el que habían llegado los falsos policías y así el vehículo sospechoso, un Fiat Palio gris patente FJT 932 que luego se determinó había sido robado el día anterior en el partido bonaerense de Ituzaingó, fue interceptado en el cruce de las calles Santa Rita y Jorge Newbery de la vecina localidad de Manuel Alberti.

El conductor, otro hombre de 36 años, también quedó detenido y en el auto se secuestraron diferentes prendas de vestir, todas con la inscripción ?Policía?: tres gorras, un chaleco antibalas, un chaleco de uniforme, una remera identificatoria de Investigaciones y otra de Seguridad.

La causa quedó en manos del fiscal Federico Mercader, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Pilar.

Fuentes policiales revelaron a Télam que se continúa la investigación para dar con los al menos dos prófugos que también entraron a robar a la quinta y lograron escapar y que ahora se va a intentar probar que estos mismos delincuentes son los autores de otros tres hechos cometidos con la misma modalidad de falsos allanamientos.

Uno de esos robos ocurrió el el 24 de diciembre, en la previa de Navidad, cuando cuatro hombres vestidos de policías irrumpieron a un domicilio de la calle Oliden y Viamente, también en Del Viso, y simulando un allanamiento asaltaron a una docente de 38 años a la que le robaron una camioneta Peugeot Partner, un televisor de 42 pulgadas, una consola de juegos Play Station 3, teléfonos celulares y dinero en efectivo.

Otro hecho atribuido a la misma banda fue cometido el 26 de febrero en una casa ubicada en Cataneo y Formosa de Manuel Alberti, donde tres falsos policías entraron para robarle a una familia, golpearon al padre pero escaparon sin llevarse nada cuando vieron que llegaba la Policía ante un llamado al 911. El antecedente más cercano es un robo cometido en una casa de Irigoyen al 2500 de Manuel Alberti donde los delincuentes vestidos de policías irrumpieron cuando la dueña de casa abría el portón para que se retiraran los dos jardineros.

Allí robaron dos televisores, una notebook y 400 pesos, y huyeron en un auto Fiat Idea color verde.

      Embed

Comentarios Facebook