domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 23° H 83.2%
19 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

María Isabel Siewers cumple 50 años de su primer show

0
Comentarios


Vecina de Villa Luzuriaga se inclinó por aportar cuerdas al concierto con presentaciones en el Konzert House de Viena; en el Carnegie Hall de Nueva York y en el Wigmort de Londres, entre otros lugares.

María Isabel Siewers cumple 50 años de su primer show
Foto:

El mundo fue y es parte suya. Lo ha recorrido durante un buen puñado de años, siempre abrazando a su guitarra, que es, claro, su compañera. Más aún: su extensión. Sin embargo, pese a haber desembarcado en grandes ciudades del planeta, ella siempre vuelve a su querida Villa Luzuriaga. María Isabel Siewers, guitarrista de concierto y orgullo cultural de La Matanza, por talento y por experiencias alrededor del mundo. Y este año se cumplen 50 años de su debut como guitarrista de concierto en la Sociedad de la guitarra argentina.

Uno ingresa a su casa y se huele, se ve, se siente música.Y María Isabel define: 'La música es un arte de poner en sonidos lo que uno pretende comunicar. Por ello no es sólo virtuosismo, ya que se puede hacer algo simple, bien hecho y con el corazón para que quien escuche se vaya con algo'. 

Su inclinación hacia la variante concertista tiene una explicación. 'Tomaba clases con Heda Corol, de Haedo, y mientras esperaba mi turno escuchaba las obras de otros alumnos. Y me gustó. Así fue que me anoté en un concurso cuando tenía 15 años y mi primer concierto, fue en 1966 en la Asociación de la Guitarra Argentina. Luego seguí y no me di cuenta de que ya estaba metida en la música clásica, como concertista'.

Tomó la guitarra a los 12 años, pero su ingreso al secundario definió una tendencia. 'Roberto Sacchete fue mi profesor de música en el Normal de San Justo y tuvo mucha incidencia en mi decisión además de mi curiosidad', recuerda María Isabel, quien tiene a Alberto Ginastera como uno de sus autores de cabecera. 'Pude tocar la única obra de él para guitarra, que es La Sonata Opus 47', apunta.

En su adolescencia cruzaba a Uruguay, porque allí 'íbamos a visitar a parte de la familia. Pero además, el nieto de una prima de mamá tocaba el violín y tocábamos a menudo juntos. Es Amiram Ganz, quien hoy es un gran violinista a nivel mundial y está radicado en Viena. Con él tocamos en un cumpleaños y me gustó y de allí me fui inclinando por el estilo concertista', cuenta y recuerda: 'De hecho, en mayo venidero, haremos un concierto juntos y con dos de sus hijos en Viena.


Tags

Comentarios Facebook