sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Internacionales
21 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Castro y Obama se reunieron, pero el bloqueo continúa

0
Comentarios


Los mandatarios mantuvieron un cónclave histórico en La Habana. Avanzaron en el deshielo, pero todavía no concretaron el levantamiento del bloqueo. Castro lo reclamó en conferencia de prensa, y el norteamericano insistió con el pedido al Congreso.

Castro y Obama se reunieron, pero el bloqueo continúa
Foto:

Raúl Castro y Barack Obama mantuvieron una reunión que duró cerca de tres horas en el Palacio de la Revolución y anunciaron una serie de medidas que mejoran las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Si bien no anunciaron el fin del bloqueo y admitieron que ambos sistemas tienen "grandes diferencias", el presidente norteamericano dejó un mensaje en claro: "El futuro de Cuba lo decidirán los cubanos".

El bloqueo, tema central para el pueblo cubano, continuará debido a que, según explicó Obama, "necesitan que el Congreso cambie la ley". Sin embargo, confirmó: "El bloqueo se va a terminar. No sé cuándo, pero creo que se va a terminar y este camino continuará más allá de mi gobierno", en referencia a que su mandato se termina a finales del 2016. Dijo, a la vez, que "el destino de Cuba no será decidido por Estados Unidos ni por ninguna otra nación: el destino de Cuba será decidido por los cubanos y por nadie más".

Castro, en su discurso, reconoció que las últimas medidas "son positivas pero no suficientes", y que el bloqueo significa "el obstáculo más importante para nuestro desarrollo económico y el bienestar del pueblo cubano".

      Barack Obama

A pesar del buen gesto del jefe de Estado estadounidense de visitar La Habana, ambos mandatarios coincidieron en algo: a pesar del cambio de época, hay muchas diferencias entre ambas naciones. La intención —y aquí coinciden— es tener una convivencia "civilizada que beneficie los intereses de ambos países". Comulgaron que trabajarán juntos en varias cuestiones: salud, educación y la lucha contra el narcotráfico son los puntos más fuertes.

Dentro de las modificaciones que se darán en los vínculos diplomáticos entre ambos países, hay varios ítems que sobresalen. Uno de ellos, quizás principal, es la eliminación del impuesto que el gobierno cubano le aplica al dólar. De esta manera, el CUC –Peso Cubano Convertible— valdrá igual que la moneda estadounidense. Hasta ahora, se retenía un 10% de la moneda americana.

Otro avance se ve en la firma de dos memorándum de entendimiento sobre protección de medioambiente y áreas marinas, y uno más que se firmará esta tarde para cooperar en la agricultura. Estados Unidos, además, colaborará para que la Isla tenga servicios de internet de banda ancha, y permitirá que empresas de ese país contraten empleados cubanos. Los mandatarios también confirmaron que implementarán un fuerte intercambio estudiantil, y que pondrán más vuelos comerciales para que "los norteamericanos puedan interactuar con la historia y cultura cubana", señaló Obama.

      Barack Obama y Raúl Castro

De todos modos, la conferencia tuvo su momento tenso: consultado por si Cuba tenía presos políticos, Raúl Castro increpó al periodista que le hizo la pregunta y le dijo: "Dame una lista de presos políticos. Si efectivamente están detenidos, estarán libres a la noche". El aire turbio se respiró mientras les consultaban por la protección de los derechos humanos: dejaron en claro que, en ese tema, no comparten ideas.

Finalmente, dejaron en claro que el interés es continuar con la mejora de las relaciones entre ambos: "Ahora estamos yendo para adelante. No vemos a Cuba como una amenaza. Quiero que mi visita marque un nuevo capítulo", apuntó Obama. Castro, por su parte, remarcó "la voluntad del gobierno de Cuba de seguir avanzando en los próximos meses por el bien de nuestros pueblos".


      Embed




Comentarios Facebook