sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
22 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Guede hace equilibrio en medio de un clima caliente

0
Comentarios


El ambiente en San Lorenzo sigue espeso. El DT tuvo una reunión con Caruzzo para hablar de la situación. El terremoto por la derrota contra Quilmes no para y el entrenador está muy cuestionado.

Guede hace equilibrio en medio de un clima caliente
Foto:

En el medio de un Ciclón de inestabilidad... Después de la caída por goleada en el Sur frente a Quilmes, el San Lorenzo de Pablo Guede perdió definitivamente el Norte y el DT quedó en el ojo de la tormenta. Primero algunas versiones sobre que el ex Palestino había puesto su renuncia a disposición de los dirigentes que enseguida se hicieron "humo" porque fueron desmentidas por los mismos dirigentes.

Cuando el equipo llegó al Hotel Intercontinental, lo esperan varios barras para pedirle explicaciones a los referentes Ortigoza, Caruzzo, Buffarini y Romagnoli sobre lo que estaba sucediendo (la pregunta es: ¿cómo ingresa esa gente burlando la Seguridad de un hotel internacional?).

Por la noche del domingo, Lammens le dio todo su respaldo al entrenador. Y ayer en el entrenamiento matutino a puertas cerradas, mientras el plantel trabajaba en el auxiliar, Guede se juntó a solas con Matías Caruzzo; y posteriormente, lo hizo con todo su cuerpo técnico. ¿Cómo seguirá Guede con este clima inestable y caliente que se vive en Boedo? Tiempos de intimidad y decisiones

Fue un domingo pesadísimo para San Lorenzo, para los jugadores y obviamente que para Pablo Guede. Y no solo por lo futbolístico, donde el equipo dejó en claro que no tiene norte. También por lo externo. Pasaron cosas complicadas. La más fuerte la visita de la barra al hotel para hablar con los máximos referentes del plantel sobre la clasificación a la siguiente ronda de la Copa y qué estaba pasando. Y atrás la charla que mantuvo Lammens con Guede para darle su apoyo. Y ayer siguieron los cónclaves.

Primero en la práctica, el DT habló con Caruzzo a solas por un buen rato; y luego se juntó con todo su cuerpo técnico. ¿Qué se habrá dicho ahí?, Vaya uno a saber... Pero que el clima es más que inestable, no hay dudas. Que todo está muy caliente. Que hay mucha susceptibilidad en tierra santa, menos. No será sencillo seguir adelante para Guede sin estar en el ojo de la tormenta. De ahora en más, tendrá mucha más presión que antes. Y encima se viene la definición de los dos frentes, porque en el torneo local tiene una seguidilla de partidos tremendos (Belgrano, Godoy, Central, Huracán, Independiente y River); y en la Copa Libertadores tiene la clasificación por demás complicada. De hecho no depende de sí mismo. Un clima dificilísimo. Por eso el DT decidió tener más intimidad con el plantel y hasta el jueves, las puertas permanecerán cerradas.

      Embed


Comentarios Facebook