jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
General
22 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Día Mundial del Agua: una cruzada solidaria por todo el país

0
Comentarios


A través de tecnologías innovadoras, un joven médico argentino y Julián Weich recorren la Argentina llevando una solución a cientos de comunidades que no cuentan con agua de red.

Día Mundial del Agua: una cruzada solidaria por todo el país
Foto:

La posibilidad de acceder al agua segura para su consumo es un derecho vulnerado para millones de personas en el mundo: hay numerosas poblaciones y comunidades que no cuentan con agua de red.

Las cifras que evidencian la crisis del agua en el mundo son tan contundentes como alarmantes. Un informe de Joint Monitoring Programme (OMS y UNICEF 2015) asegura que cada año son 1.500 millones las personas afectadas por enfermedades transmitidas por el agua, que cada 90 segundos muere un niño a causa de este flagelo y que las enfermedades asociadas a agua, sanidad e higiene matan a 1 millón de personas por año.

La falta de agua segura es una problemática que también afecta a toda la Argentina. Conscientes de la necesidad de revertir la situación, el médico Nicolás Wertheimer y el reconocido embajador de UNICEF Julián Weich, se unieron para aportar una solución en línea con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en materia de tratamiento del agua.

Así, juntos fundaron el PROYECTO AGUA SEGURA que busca trabajar en sociedad a través de la educación y la utilización de tecnologías innovadoras para acercar soluciones de prevención sanitaria a poblaciones en riesgo de contagio de enfermedades transmitidas por el agua.

Para lograrlo, trabajan en concientizar, en especial a las comunidades más vulnerables, acerca de la importancia de beber agua libre de bacterias, virus y parásitos a la vez que difunden las consecuencias de no hacerlo y capacitan acerca de cómo es posible enmendar la situación a partir de la utilización de filtros de probada efectividad en las condiciones más adversas. Se trata de los filtros LifeStraw, que cuentan con la mejor tecnología del mundo para el tratamiento del agua que permiten que agua contaminada y/o extremadamente sucia pueda ser recuperada y saludable para su consumo. De todas las metodologías para tratamiento de agua (cloro, solar, filtración, etcétera) estos filtros se destacaron por ser los únicos que cumplen con los más altos estándares en protección sanitaria según la OMS.

Cruzada solidaria por todo el país

La existencia de esta tecnología llegó a oídos del joven médico Wertheimer, quien soñaba con enfocarse en hallar soluciones de fondo a muchos de los problemas que veía cuando realizaba su residencia en clínica médica. Como su máxima aspiración es generar cambios cualitativos en el mundo, al enterarse de los beneficios de LifeStraw, desechó cartas de recomendación que le permitirían continuar su desarrollo profesional en Estados Unidos y Europa por preferir dedicarse de lleno al desafío de abastecer a la Argentina de esa tecnología revolucionaria.

Por su parte, Weich se sumó desde un inicio al Proyecto Agua Segura, atraído por "el entusiasmo de salvar vidas". Y así, en pocos meses de trabajo, la dupla médico-celebridad potencia como en ninguna otra parte del planeta esta herramienta para combatir la falta de acceso al agua segura en lugares remotos o sin infraestructura.


      Embed
banner

Los dos trabajan de manera mancomunada con empresas, gobiernos y organizaciones de la sociedad civil con la firme creencia de que, para cambiar el mundo, se necesita el compromiso de todos. Así, buscan ser referentes y responsables de un cambio de paradigma.

"Uno de los puntos más reconfortantes  de Proyecto Agua Segura, es la cantidad de organizaciones argentinas involucradas en el proceso, desde que se detecta dónde hace falta hasta el día de la entrega. Son muchas las instituciones que participan, cada una experta en su temática como nutrición, educación, emergencias, voluntariado, etcétera", destaca  Wertheimer

Los resultados en el país

La iniciativa llegó a más de 40 comunidades con más de 300 familias de Salta, Santiago del Estero, Chaco, Mendoza, San Juan, Entre Ríos, Formosa, Buenos Aires; además de unos 50 centros de evacuación. En todos esos destinos se entregaron tanto filtros para las comunidades (LifeStraw Community) como para los hogares (LifeStraw Family 1.0) y les enseñaron a los usuarios cómo aprovecharlos al máximo.

También se realizaron tareas de capacitación a través de la concientización sobre la importancia del agua segura; y cosecharon sonrisas de cientos de niños y adultos que vieron cumplirse un derecho que parecía imposible de adquirir: tener al alcance de la mano un recurso verdaderamente saludable para beber a diario. Además el proyecto incluye el seguimiento y control sobre el efecto real que provoca consumir agua segura a través de la medición de talla y peso de cada integrante de las comunidades visitadas.

El modo en que este Proyecto con innovadora tecnología mejora la vida de las poblaciones que hasta entonces no acostumbraban a tomar agua segura provocó que, poco a poco, muchos funcionarios vieran una solución para las regiones más castigadas de sus provincias por la falta de este recurso esencial.

Entre los desafíos más importantes que tiene por delante Proyecto Agua Segura, Wertheimer destaca la necesidad de "que se reconozca el problema del agua; que la gente se comprometa y que se garantice el derecho de beber agua segura".


      Embed

Comentarios Facebook