miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
23 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Peter Alfonso no sabe aún si estará en el Bailando

Karim González
0
Comentarios
Por Karim González


“Cuando alguna gente me dice que no soy actor o que estoy empezando, yo digo primero que tengo 5 años de teatro en Carlos Paz con gira nacional, que ya es bastante”, dispara a quemarropa el ex productor de Marcelo Tinelli.

Peter Alfonso no sabe aún si estará en el Bailando
Foto:

Tras arrasar con Marcianos en la casa, la comedia que encabezó durante toda la temporada en Villa Carlos Paz y probarse por vez primera en una tira diaria como Esperanza mía durante buena parte del año pasado, Pedro Alfonso, paso a paso, se consolida como actor.

Tentado para incorporarse un nuevo año a las huestes de Tinelli en Bailando por un sueño, el muchacho que saltó a la fama desde la producción de ShowMatch por su romance con Paula Chaves, hoy su esposa y madre de su hija Olivia, siente que pese a que algunos lo tildan de improvisado o "suertudo" siempre se preparó para instalarse en el medio y convertirse en comediante.

"Yo estudié 3 años de teatro en un instituto de Belgrano pero nunca me animé a ir a ningún casting. Cuando los profesores me decían que vaya a probarme a algún lugar yo no me animaba para nada. Y después tuve la escuela de Video Match y Show Match", aseguraba Peter en exclusiva desde el camarín del Teatro Holiday en Carlos Paz ya culminando su verano. Y de inmediato hizo defensa de sus años de preparación.

"Cuando alguna gente me dice que no soy actor o que estoy empezando yo digo que primero tengo 5 años de teatro en Carlos Paz con gira nacional que ya es bastante. Y después tuve esa escuela de ShowMatch de casi 10 años trabajando a la par con los mejores humoristas del país. No sólo con Freddy (Villarreal) que yo era su productor sino con Yayo, José María (Listorti), Pachu, Pablo, los uruguayos, con todos. Trabajando con ellos de todos iba sacando un poquito. Trabajaba siempre en base al humor con los scketchs, escribiendo libros, siempre me gustó eso y fue una gran escuela", señalaba el hombre que dijo haber llegado a la popularidad no por azar.

"Marcelo (Tinelli) no me descubrió de repente. No lo busqué pero de algún modo me preparé. Lo que pasó con Marcelo sí fue de casualidad porque además fue por otro lado con un romance con Paula y demás. No fue que lo busqué pero siempre me divirtió participar de un sketch. Me gustaba hacer cosas graciosas para divertirme no para buscar la fama ni vivir de eso. De chico en mi casa armaba shows para la familia y amigos. Para más no me animaba, pero siempre me gustó. Tenía esa cosa de divertirme haciendo humor", recalcó.

"Cuando pasó todo esto que empecé a hacer comedias yo estaba más sorprendido de lo que pasaba que mi entorno. Todos me decían: 'sabía que ibas a terminar así'. Y por ahí yo no me daba cuenta". Dentro de las posibilidades a emprender e insertarse en nuevos horizontes, Pedro Alfonso, se sumó al éxito de la telenovela Esperanza mía protagonizada por Lali Espósito y Mariano Martínez con la actitud de aprendizaje que encaró en sus años de productor de Ideas del Sur y en su tránsito actoral. Ávido de absorber y enriquecerse con cada experiencia, el culebrón suceso del 2015 de El Trece lógicamente no le pasó desapercibido.

"Fue entrar en una tira que yo no había hecho nunca. Esperanza fue una experiencia muy enriquecedora y muy linda. Primero que me tocó un grupo humano bárbaro y después lo vivido en cada una de las grabaciones", explicó.

"A mí que me gusta exprimir todo estuve muy cerca de Lucas Gil que era el director y teníamos muchas charlas. Sobre todo al principio que yo entré como muy tímido y después me fui soltando. Me agarraba de todos para absorber. De Ana María Picchio, de Rita Cortesse, y después de mis compañeros de mi edad que tienen muchos años en esto. Fue también una gran escuela y una experiencia bárbara", relataba el muchacho que también se probó en el cine con las películas Socios por accidente 1 y 2. El resultado de uno y otro periplo le arrojó un público heterogéneo y lo incorporó a los fans púber del fenómeno Lali Espósito.

"El de la novela era público más nuevo", sostuvo antes de comentar una risueña anécdota. "Lo que me pasaba es que salía de Pol-ka y había nenitas que ni me conocían y pasaba desapercibido. Luego llegaba a Ideas a comer con mis amigos que estaba a dos cuadras y todos me paraban 'Peter Peter'. En una cuadra nadie me conocía y a la siguiente me pedían autógrafos", se río.

"Luego comenzaron a conocer a mi personaje de Gato en Esperanza mía y ya me pedían fotos. Eran como dos mundos distintos que luego se juntaron", contó. Hoy el sabor a revancha quiere asomar y si retorna Bailando, las posibilidades de que participe pueden ser muchas.
"Volver al Bailando siempre es grato. Ahora la rodilla está bien. Yo la paso muy bien en el Bailando. Habrá que ver, es una decisión porque cuando lo hacés no te queda mucho tiempo para otra cosa. No digo que me tiro ya de cabeza ni tampoco que no lo haría. Estoy muy agradecido al Bailando", daba cuenta Pedro.

"Estamos buscando otro hijo"

Tras pasar por el penoso momento de perder el último embarazo tanto él (Peter Alfonso) como su mujer, la modelo Paula Chaves, no se sienten vencidos e intentarán agrandar la familia a la brevedad, según afirmó el actor.

Claro que no necesariamente ya. "Siempre está el rumor de embarazo. Cada semana, cada mes nos embarazan", decía cómplice.

Trascartón agregaba: "Pasamos algo doloroso pero no es que por eso vamos a dejar de intentar", e inmediatamente agregaba a continuación: "Vivimos una cosa tan linda con Oli, después algo más feo pero tenemos ganas de nuevo. Nuestra intención es agrandar la familia. Por lo menos uno más o dos, veremos paso a paso", resumió Pedro Alfonso.

"No hago nada de taquito", asegura

Pedro Alfonso concluyó una temporada con Marcianos en la casa, la apuesta de Ezequiel Corbo, el Chato Prada y Federico Hoppe, junto a Freddy Villarreal, Emilio Disis, Soledad Silveyra, Ergün Demir, Lourdes Sánchez y Gladys Florimonte, entre otros, liderando la taquilla de la villa cordobesa.

Sin embargo, precavido y nada exitista, se muestra sobrio y con los pies muy sobre la tierra antes de aventurarse a sentirse con la fórmula del éxito asegurado.

"A mí en lo personal no me gusta hacer grandes festejos por el hecho de venir un año más. Tengo la teoría de que si hubiésemos hecho grandes fiestas, diciendo que estábamos primero a nivel nacional y hacíamos fiestas brindando porque era un suceso y demás después el año que viene es muy difícil retomar", decía el protagonista de las últimas comedias más convocantes del verano en Carlos Paz.

"Si bien el año pasado con Casa Fantasma nos fue muy bien y dejamos una marca importante en la gente que nos viene a ver y se va contenta y sabe que el año que viene nos va a venir a ver también yo soy precavido. Es un día a día, hay dos funciones. La gente viene una sola vez y hay que estar muy concentrado y hacer las cosas bien. Obviamente que lo disfrutamos mucho y lo agradecemos mucho", decía satisfecho quién ya proyecta lo que se vendrá en el próximo período.

"Nada de taquito. Tuvimos alguna reunión para el año que viene. Ahora en marzo comenzamos a hablar. El año pasado a mí de vacaciones se me ocurrió la temática de un marciano y ya comenzamos a hablar en ese entonces", comentó. i

"Estaba necesitando vacaciones"

Por estos días de merecidas vacaciones con su mujer Paula Chaves y su hija Olivia, Pedro Alfonso, necesitaba un descanso luego de casi 5 años de no parar.

"Quedamos en que nos íbamos de vacaciones en marzo. Adeudo varias vacaciones. Nos prometimos que estas vacaciones son impostergables por más que surja el mejor papel del mundo. El año pasado nos fuimos 5 días nada más y ni Luna de miel tuvimos. Fueron esos 5 días y no paré nunca más ni un domingo. Hay un cansancio grande. Fue idea de Paula el viaje y lo organiza ella. Le encanta eso y yo me voy sorprendiendo casi en la medida que viajo", garantizó.

Si bien nadie tiene la vaca atada, Peter sabe que junto con el equipo de productores que temporada tras temporada arriesga a la cartelera de las sierras cordobesas, la clave está en aprovechar el efecto Tinelli en su máxima expresión.

"Son comedias con muchos enredos que pueden tener una temática simple pero con mucha dinámica. Permanentemente tienen que estar pasando cosas. Siempre digo que somos productores televisivos que hacemos teatro y tenemos claro la dinámica. Más allá del libro final hacemos muchos retoques porque hacemos mucho hincapié en el Bailando y lo que pasó durante el año. Trabajamos en equipo".


      Embed


Comentarios Facebook